Monterrey elimina a Borreguitas Puebla en voleibol de Universiada

Con parciales de 25-20, 25-20 y 25-11, la escuadra del ITESM Monterrey dejó tendidas a las angelopolitanas que cumplieron con un digno papel en la contienda.
Pese a oponer resistencia, las de Puebla no pudieron con las regias.
Pese a oponer resistencia, las de Puebla no pudieron con las regias. (Foto: Especial)

Puebla

En sets consecutivos, la escuadra del ITESM Monterrey terminó con el sueño de las Borreguitas del Tec de Monterrey Campus Puebla, que en el inicio de los Cuartos de Final dentro del voleibol femenil de la Universiada Nacional BUAP 2014, sucumbieron a manos de sus hermanas mayores en el duelo que tuvo verificativo en la duela del Polideportivo "Ignacio Manuel Altamirano" de Ciudad Universitaria.

Dominio que las regias ejercieron desde el inicio de las hostilidades, para ultimar el primer parcial por 25 a 20, lo que denotó resistencia de parte de las angelopolitanas, a las que les repitieron la dosis en el segundo set por idéntico marcador de 25-20, que no las desalentó pese a estar ya al borde de la eliminación.

Y es que al abrirse el tercer periodo, que para las dirigidas por Samuel Cibrián sería el definitivo, el cuadro poblano comenzó a sacar lo mejor de si para pronto aventajar en el tanteador, sin embargo ello fue una mera ilusión, ya que las norteñas echaron mano de la experiencia para asestar once puntos sin respuesta, lo que a la postre acabó con el cotejo, luego de que las regiomontanas se apuntaron la honra por 25 a 11.

Al finalizar lo que fue el compromiso, el entrenador de las "lanudas" angelopolitanas, Samuel Cibrián, destacó que si bien el equipo no lució como esperaba en este cotejo, la plantilla alcanzó los objetivos deseados, cuestión que le permite pensar que para el próximo año la experiencia se verá reflejada con un mejor resultado.

"Tengo la sensación de que no jugamos al 100 por ciento como hemos jugado en otras ocasiones, pero esto es así, es de altibajos y más con los equipos femeniles, siempre hay altibajos, sin embargo avanzamos de cómo habíamos participado el año anterior, la gente se da cuenta, todo mundo se da cuenta de que tenemos un buen nivel de juego, estamos expuestos a todo, a perder y a ganar".

Cibrián dejó en claro que la meta en esta edición era superar la fase de grupos, lo que al final de cuentas consiguió, de ahí que nadie debe sentirse triste o frustrado, ya que esto es un trabajo de años que requiere de cierta paciencia, lo que le hace ver que van por el camino indicado de acuerdo al proyecto que trazó.

"En el establecimiento de metas para este semestre, para este año, esa era una de ellas, calificar a la siguiente ronda en la Universiada, para el siguiente año la meta va a ser diferente, la meta va a ser estar entre los cuatro finalistas, porque es un programa que tiene una secuencia, llevamos realmente muy poco tiempo, un año y cuatro meses, es muy difícil alcanzar el mayor nivel en muy poco tiempo".

Para concluir, admitió que el cansancio físico repercutió en el desempeño general del cuadro, lo que no deberá ser pretexto y de ahí que se mantendrá el trabajo intenso para pronto ingresar al selecto cuadro de ganadores.