Monitorea SESA a varios municipios para detectar más casos de influenza

De diciembre de 2013 al 23 de enero de este año se han confirmado 22 casos de influenza y se reportan cuatro muertos
Reforzarán la campaña de prevención de salud en el estado.
Reforzarán la campaña de prevención de salud en el estado. (Foto: Especial)

Tlaxcala

Derivado del incremento en los casos de influenza, el secretario de Salud en Tlaxcala, Jesús Fragoso Bernal, conminó a la población a tomar las medidas necesarias para prevenir y controlar dicha enfermedad que ha cobrado la vida de cuatro personas en la entidad.
Aclaró que no hay riesgos por los casos de este padecimiento en el estado y pidió a la población informarse adecuadamente, ya que no hay un incremento de 400 por ciento de casos como lo han manejado algunos medios de comunicación.
En este sentido, precisó que conforme a los registros del Sistema de Vigilancia Epidemiológica para Influenza (SISVEFLU), de diciembre de 2013 al 23 de enero de este año, se han confirmado 22 casos de Influenza Estacional en Tlaxcala, que están bajo supervisión constante.
Indicó que el área de epidemiología realiza un monitoreo para determinar sí hay más casos de esta enfermedad y no descartó la posibilidad de que más personas puedan tener dichos síntoma.
Dijo que este virus estacional provoca cuadros más severos en adultos entre 35 y 55 años de edad que padecen alguna enfermedad crónica como obesidad y diabetes, como son los casos de las defunciones registradas, por lo que pidió a los ciudadanos extremar medidas.
Ante esta situación, añadió que la Secretaría de Salud reitera a la sociedad que es importante respetar las medidas preventivas, para disminuir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias o bien el influenza".
Por ello, sostuvo que es importante no automedicarse y en caso de que haya fiebre, dificultad para respirar y/o malestar general, acudir al médico oportunamente;"las defunciones asociadas a influenza se presentan por falta de atención oportuna".
Asimismo, argumentó que también es básico lavarse las manos frecuentemente, con agua y jabón, o usar alcohol-gel, así como reforzar las defensas en niños y ancianos con alimentos y complementos altos en vitamina C y A (frutas y verduras), así como abundantes líquidos.