Alcaldes plantearán modificar pruebas de control y confianza

El objetivo es que nuevos elementos de seguridad ingresen, ya que actualmente cosas muy simples impiden que puedan ser contratados.

Monterrey

Alcaldes metropolitanos acordaron con el Gobierno del Estado mandar una iniciativa al Gobierno federal para que las pruebas de control y confianza sean modificadas con la finalidad de reclutar a más elementos, ya que actualmente cosas muy simples impiden que puedan ser contratados.

Posterior a la reunión semanal que tienen con el Estado en Palacio de Gobierno, la alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales, comentó que en Nuevo León ya no se vive la misma situación de inseguridad que cuando las pruebas de control y confianza fueron creadas.

"Nosotros estamos elaborando una iniciativa, que habrá que ver si es una iniciativa a la norma o si es iniciativa a la ley, y en base a ello vamos a ver a quién se lo mandamos.

"Ahora tenemos un problema muy serio (de reclutamiento de policías), de las personas que mandamos a evaluar, cuando muy alto es el porcentaje de los que llegan a pasar es del 80, de los que reprueban es el 20 por ciento mínimo, pero hemos tenido casos en donde de 10 que mandamos reprueban cinco, o sea el 50 por ciento no pasa", dijo.

Precisó que en el caso de Escobedo cuentan con 600 policías, por lo que para llegar a los estándares internacionales que marcan un policía por cada mil habitantes, tiene que mandar otros 600 elementos a evaluación, de los cuales no todos serán aceptados.

Otro de los puntos que la alcaldesa reclamó es la inversión económica que se hacen en las pruebas, ya que cada evaluación cuesta 15 mil pesos por elemento.

Flores Carrales dio a conocer que, según versiones del gobernador y el procurador, en reuniones que han tenido con sus homólogos a nivel nacional, casi todos los estados presentan esta problemática.

Por su parte, Víctor Fuentes, alcalde de San Nicolás, coincidió con la edil de Escobedo en el sentido de que las pruebas de confianza fueron creadas en un entorno donde se vivía una guerra contra el narco a fin de evitar infiltraciones en las corporaciones municipales.

En su caso particular, explicó que de cada 10 policías, siete no acreditan las pruebas de control y confianza.

"La propuesta es cambiar el enfoque de las pruebas. Va a haber una redacción de iniciativa por parte del Gobierno y otra por parte de los alcaldes. Vamos a buscar fusionarlas para que sea un solo documento y que el Ejecutivo del Estado la presente en las reuniones que tenga, como en la Conago, y como una iniciativa en el Congreso de la Unión", refirió el edil nicolaíta.

Concluyó que apostarán por que las pruebas tengan un criterio preventivo para evitar cualquier acción anómala de los elementos.

Ambos ediles resaltaron que la iniciativa será creada por la alcaldesa de Escobedo y revisada por la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA) para su aprobación