Modifica Moody’s calificaciones de Banorte

Considera que el grupo financiero enfrenta riesgos a mediano plazo por el entorno económico de México, situación que afecta a otros bancos de manera similar. 

Monterrey

La calificadora Moody's dio a conocer que modificó calificaciones de Grupo Financiero Banorte al considerar que enfrenta riesgos a mediano plazo por el entorno económico de México, situación que afecta a otros bancos de manera similar.

Por su parte, en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Grupo Financiero Banorte explicó que esta modificación "refleja el cambio en la evaluación del entorno macroeconómico para México".

En concreto, las calificaciones modificadas fueron en el entorno internacional la perspectiva doméstica, la evaluación de riesgo crediticio, deuda subordinada a largo plazo en moneda local, la deuda subordinada junior a largo plazo en moneda local y extranjera, y la evaluación ajustada del riesgo crediticio.

De igual manera, se cambió en el segmento doméstico la calificación de deuda subordinada a largo plazo, y la deuda subordinada junior a largo plazo.

Y en cuanto a la arrendadora y factor Banorte se modificaron en el tema internacional su calificación de emisor largo plazo en moneda local, y deuda senior largo plazo en moneda local. Y en doméstica, la escala nacional como emisor de largo plazo, y la escala deuda de senior a largo plazo.

"GFNorte reitera al público inversionista que continuará siguiendo las mejores prácticas corporativas internacionales en materia de gobierno corporativo y revelación de información al público inversionista", detalló la empresa.

Las bajas de calificaciones, detalló Moody's en un comunicado aparte, se derivan de que Banorte, al igual que otros bancos mexicanos, enfrenta riesgos a mediano plazo debido al entorno operativo menos favorable del país, derivado de la volatilidad de los precios del petróleo y un crecimiento económico más lento de lo esperado.

"Las reformas estructurales adoptadas en 2013-2014, que se esperaban impulsaran la actividad económica, todavía no han generado los beneficios anticipados. Aunque Moody's no prevé una desaceleración económica, estos factores en su conjunto han deteriorado las expectativas de un mejor desempeño económico e inclinaron la balanza entre riesgos y oportunidades del sector bancario del país hacia el lado negativo", detalló la calificadora.

Sin embargo, destacó que Banorte permanece sólido, sus altas concentraciones de deudor único lo dejan expuesto a un deterioro brusco de la calidad de activos. Así como la caída de la calidad crediticia de municipios y Pemex.

La perspectiva negativa del banco refleja la perspectiva negativa de los bonos del gobierno mexicano, puntualizó Moody's, por lo que la modificación de sus calificaciones dependerá del comportamiento del mismo gobierno, así como su capacidad de dar apoyo al banco.

"Aunque no existe presión al alza en las calificaciones en este momento, la perspectiva de las calificaciones del banco se estabilizaría si la perspectiva del gobierno regresa a estable".