Modernización, para frenar trueque

Los beneficiarios del programa deberán contar con credencial, de lo contrario ya no recibirán el apoyo.
Hasta el momento no se ha ordenado una investigación sobre el negocio negro de los bienevales.
Hasta el momento no se ha ordenado una investigación sobre el negocio negro de los bienevales. (Carlos Zepeda)

Guadalajara

Luego de que los resultados de una evaluación realizada al programa de los bienevales por parte de una empresa externa, en el que revelan que los propios estudiantes señalan que aproximadamente la mitad de los beneficiarios realizarían algún trueque o negocio con los cupones, el gobierno del estado ve como única solución el modernizar los procesos hasta la puesta en marcha del sistema de prepago.

El titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (Sedis), Salvador Rizo Castelo, declaró que los estudiantes que reciben el apoyo de transporte gratuito deberán tramitar su credencial como beneficiario, de lo contrario, aquellos que no la tengan para el mes de enero, ya no recibirán los bienevales.

Subrayó que el proceso de credencialización se realiza ya para todos los programas sociales del gobierno del estado, el cual ayudará a que los beneficiarios muestren el plástico como prueba de que forman parte de este programa.

Sin embargo, con este paso se dejaría libre el mercado negro para los choferes, a quienes los estudiantes también señalaron de ser quienes realizan el tráfico de los cupones, pues exigen los boletos con todo y talón, para posteriormente venderlos.

El funcionario estatal dijo que es necesario generar conciencia en los jóvenes, “no podemos [dejar pasar] este tipo de situaciones, no lo podemos nosotros permitir y en la medida que nosotros podamos identificar a estos jóvenes serán dados de baja”.

Agregó que a la fecha no se tiene una queja directa por parte de los beneficiarios, sobre quiénes serían los responsables de negociar con los bienevales, pues cuando las autoridades cuestionan a los chavos no les dan información al respecto.

“Son acciones aisladas que se han presentado, y bueno, nosotros estamos revisando que bien se utilice este apoyo”, aseguró.

Rizo Castelo destacó que la solución final será la puesta en marcha del sistema de prepago, el cual les permitirá que el beneficiario, además de contar con una credencial que lo identifique como beneficiario, podrá acceder a un plástico en lugar de recibir los cupones para transporte gratuito.

“[Es necesario] modernizar los procesos, para que a través de ejercicios más dinámicos se pueda evitar o inhibir que se haga mal uso”, dijo.

A la fecha, la Sedis no ha realizado una investigación específica sobre este problema del negocio que se realiza con los bienevales, pese a contar con los resultados de la evaluación realizada por la empresa Indexa de México S.C. (el cual fue contratado por el gobierno del estado, con el fin de mejorar el programa).