Campesinos advierten que agua de la Platosa es mortal

Los ejidatarios creen que es la causa de muerte de los animales. El agua derramada podría estar contaminada por plomo y otros minerales ya que los sedimentos en la tierra quedan grises.
Campesinos temen que pronto sean más animales los que fallezcan.
Campesinos temen que pronto sean más animales los que fallezcan. (Cecilia Rojas)

Durango

El paisaje es paradisíaco. Las lluvias recientes han hecho florecer la vida en ejidos de la región Laguna, y en los que colindan entre los municipios de Mapimí y Tlahualilo no es la excepción.

Temen que pronto sean más animales y peor aún, que a alguien que desconozca el origen del líquido, se le ocurra beberlo y corra la misma mala suerte que las vacas.

Pequeñas flores amarillas en el suelo contrastan con un cielo intenso de color azul. Al paso salen liebres que saltan. Y hay algunos ojos de agua formados al parecer por residuos del líquido que se usa en la mina "La Platosa".

A pesar de la hermosura del paisaje, también la muerte está presente. Vecinos de los ejidos Campo C, La Sierrita, Colorada, San Bernardo y Amapolas denunciaron que en menos de una semana, al menos tres vacas han fallecido.

Si bien no existe una postura oficial de parte de la mina o de Conagua, los ejidatarios creen que esta agua es la causa de muerte de los animales.

Los ejidatarios piensan que ha sido por beber de esta agua, que empezó a fluir desde el lunes 20, cuando ellos ya no estaban usando un volumen de agua para riego.

"La Platosa" es operada por Excellon de México y se ubica en los ejidos La Sierrita y Nombre de Dios.

Desde enero del año 2014, los vecinos de estas comunidades dieron a conocer problemas que tenían con sus norias.

Tuvieron que perforar cada vez más profundo para poder sacar más agua, que era de calidad menor, salitrosa.

Se llegó a acuerdos con las autoridades de Conagua y de la misma mina, para que el agua fuera acumulada en algún lugar específico y de alguna forma se reincorporara a los mantos freáticos.

En su momento, la misma mina y Conagua admitieron que la empresa desperdiciaba miles de litros del vital líquido en sus procesos de minería, lo que afirman los ejidatarios, continúa sin que se hayan acatado las instrucciones y acuerdos a los que se habían llegado.

Uno de estos señalaba la posibilidad de construir una planta tratadora que pudiera hacer aprovechables los litros de agua desperdiciados en cada segundo.

En algunos lugares, este líquido se usa para riego de ciertos cultivos, con la mediación en el mes de febrero, de parte del gobernador duranguense Jorge Herrera Caldera.

El mandatario también había dado instrucciones para que la Conagua realizara estudios sobre el impacto que el desperdicio de agua de "La Platosa" tendría en el medio ambiente.

Si se detectaba algún daño en los mantos freáticos, se haría la solicitud a Excellon para que cumpliera con la construcción de algún dispositivo que permitiera la reposición de estos mantos.

A la fecha, CONAGUA no ha informado si el estudio se llevó a cabo y por supuesto, se sigue desconociendo el daño a los mantos y también al medio ambiente, pues al final, el daño no es solo en una parte, sino que se disemina.

Don Bernardino Suárez cuida vacas en el ejido Campo C y él fue quien localizó a las reses muertas.

"Nos damos cuenta por que vemos volar a las auras y ahí es donde sabemos que están".

El hombre de casi 60 años, curtido del sol, no encuentra otra explicación más que esas aguas que forman lagos azules, casi prístinos, pero con un ligero tono grisáceo, hayan sido de los que las vacas bebieron para luego morir.

Bernardino sabe que cuando el animal tiene sed, se dirige a donde hay agua sin saber si es buena o no. Aún no se encontraban otros animales silvestres muertos como las liebres.

Sin embargo el cuidador cree que no falta mucho para que la cadena alimenticia se vaya intoxicando lentamente y en pasos, "No quiero imaginar lo que vaya a pasar después. No sabemos pero no va a ser bueno".