Frutero trabaja honradamente para mantener a su esposa y 3 hijos

José Luis Galván Durán originario de Querétaro, compartió que se desde hace más de 10 años realiza esta actividad. La ganancia diaria oscila entre los 200 a 300 pesos.
José Luis Galván Durán trabaja desde hace 10 años como frutero.
José Luis Galván Durán trabaja desde hace 10 años como frutero. (Haide Ambriz Padilla)

Gómez Palacio, Durango

José Luis Galván Durán originario de Querétaro, compartió que se desde hace más de 10 años trabaja vendiendo fruta, con esta actividad comercial informal mantiene a su familia.

La ganancia diaria oscila entre los 200 a 300 pesos y dijo que al perder la mercancía dejó sin sustento a sus tres niños y esposa.

"Me agarraron en la Ocampo y Morelos, estábamos dos chavos, al otro vendedor sí lo quiso dejar ir el inspector y a mí no, desconozco si tenga algo en mi contra de manera personal. Yo le dije al inspector que nos dejara ir a los dos por igual, no quiso, fue ahí cuando empezamos a forcejear y se volteó la carretilla con toda la fruta".

TE RECOMENDAMOS: Reparan daño a frutero y censarán a ambulantes

"Tengo tres hijos uno de 8, 6 y 3 años, además de mi mujer, lo que gano honradamente es para mantener a mi familia, a veces me queda entre 200 y 300 pesos de ganancia".

El vendedor reconoció que el motivo del forcejeo fue que le dio coraje que al otro vendedor sí lo dejó ir y a él no. Aclaró que el inspector no les pidió cuota, simplemente tienen prohibido vender en ese lugar. "Si nos agarró a los dos vendedores, ¿por qué no nos subió a los dos vendedores, por qué sólo a mí?, no sé si traiga algo el señor personal conmigo".

José Luis manifestó que el área designada para vender es en Mina, Allende y del otro lado de Soriana, desconoce por qué se puede vender en unas áreas y en otras no, sin embargo siempre acatan las indicaciones de los inspectores.

"Yo estaba en la Victoria, vi al inspector y le corrí, luego nos juntamos en Ocampo y Morelos para ver a dónde nos trasladábamos para vender, fue en ese momento que nos cayó por atrás el inspector y nos agarró a los dos".

Al cuestionar al vendedor de fruta si ya lo habían detenido en alguna otra ocasión, dijo que no, sin embargo al otro vendedor sí y lo paró afuera del mercado y no le quitó nada de mercancía.

"Ese fue el coraje que me dio a mí, que al otro vendedor no le quitó nada y lo dejó ir en la Victoria, mientras a mí me busca hasta la Ocampo y a mí sí me la quita, al otro vendedor lo deja ir por segunda ocasión".

José Luis negó que el inspector lo haya amenazado, dijo que había conseguido prestado dinero para surtir su producto, sin embargo se perdió todo, al quedar la fruta en el suelo, luego del forcejeo descrito. "Hoy no pude trabajar porque no tenía dinero".

"Tengo tres hijos uno de 8, 6 y 3 años, además de mi mujer, lo que gano honradamente es para mantener a mi familia, a veces me queda entre 200 y 300 pesos de ganancia, sin embargo esto se lo doy a mi mujer para que coman mis hijos, vivo en casa de mi suegra, vivimos al día", señaló José Luis Galván.

TE RECOMENDAMOS: Cesan a inspector denunciado en redes sociales


dcr