Necesario incrementar vigilancia para evitar violencia

Nora Gamboa Calderón, regidora en el Ayuntamiento de Durango, aseguró que es responsabilidad de todos impedir que los jóvenes sean proclives a estas conductas, comenzando con el hogar y la escuela.

Durango, Durango

La regidora en el Ayuntamiento de Durango, Nora Gamboa Calderón, comentó que en estos momentos es necesario hacer valoraciones sobre los sitios en los que se debe de incrementar la presencia de vigilancia, para evitar problemas de violencia.

"Detectar los diversos factores que intervienen en estas conductas, es básica para prevenirlas".

Comentó que cada uno de los componentes, tienen que ver con la educación, comenzar con una estrategia para vigilar las escuelas con mayor incidencia de violencia e inhibirla.

Dio a conocer que es necesario darle seguimiento al programa de vigilancia, que se dio en la administración anterior, para que con la presencia de los padres de familia en los lugares, se puedan erradicar conductas agresivas.

También pidió a las autoridades educativas que tomen cartas en el asunto, para no permitir que los alumnos caigan en estas conductas.

Añadió que el papel que debe desempeñar la Dirección de Seguridad Pública, también es de suma importancia, de intensificar esfuerzos en la prevención de estos incidentes, a través del monitoreo en instituciones educativas y zonas donde existe mayor riesgo.

TE RECOMENDAMOS: "Se deben de corregir conductas agresivas"

Señaló que desde la administración del 2010-2013, se implementó el programa de vigilancia escolar, acción que se debe seguir utilizando en función de la prevención que se ha mencionado.

"En relación a los recientes hechos, ocurridos en una institución educativa, hago un pronunciamiento en la sesión del pleno de cabildo, donde puntualizo que la vigilancia en el actuar de nuestros hijos, corresponde a todos los entes, gobierno, instituciones educativas, sociedad y sobre todo a los padres".

Afirmó que cuando se genera un entorno familiar armónico, comunicado y libre de violencia física y verbal, coadyuva también a que los niños y jóvenes sean menos proclives a entrar en un círculo de violencia, en las escuelas, así como en sus grupos de amigos y en general en el mundo que los rodea.

"El papel que debe desempeñar la Dirección de Seguridad Pública, también es de suma importancia, de intensificar esfuerzos en la prevención".

Por otro lado, agregó que es necesario que las instituciones educativas redoblen estrategias permanentes, para evitar que los sucesos se repitan.

"La integración armónica entre alumnos, la formación de valores, la aplicación de sus reglamentos internos y la comunicación constante con los padres de familia, son herramientas muy valiosas para velar por un desarrollo educativo pleno y de provecho para nuestros jóvenes".

"Detectar los diversos factores que intervienen en estas conductas, es básica para prevenirlas", enfatizó Gamboa Calderón.

JFR