Lagunero busca romper récord Guinness

Con 54 años a cuestas, Carlos Rivera quiere batir la mayor distancia recorrida en patineta parado de manos. De oficio transportista, aseguró que el objetivo es fomentar el deporte en los jóvenes.
El lagunero Carlos Rivera busca romper el récord Guinness de mayor distancia recorrida en patineta parado de manos.
El lagunero Carlos Rivera busca romper el récord Guinness de mayor distancia recorrida en patineta parado de manos. (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Carlos Rivera Tiscareño, de 54 años de edad, busca romper el récord Guinness de la mayor distancia recorrida en patineta... parado de manos.

El que actualmente está establecido es de 650 metros.

"Los jóvenes no esperan ver a un hombre de su edad haciendo esa clase de acrobacias, lo cual es motivante para ellos y genera ganas de tener esa vitalidad".

Rivera Tiscareño aseguró que puede llegar a los 700 y que en sus mejores tiempos, llegó a superar el kilómetro de recorrido.

Tiene dos años persiguiendo esto "y nació con la finalidad de motivar a los jóvenes al deporte. Además, Guinness para mí es un evento que vendría a proyectar a la ciudad en el mundo (...) y para mí sería, en cierta forma, la consagración de mi vida al deporte", expuso Carlos Rivera.

Aseguró que ha buscado el apoyo lo mismo de autoridades municipales que Estatales, aunque por "cuestiones burocráticas", esto no ha llegado a los oídos que tiene que llegar para que su idea se materialice.

Indicó que buscará el apoyo de empresas que sean Socialmente Responsables.

Carlos Rivera sabe que lo que hace no es común de ver, "y es atractivo". Sentencia que las autoridades deberían de dimensionar lo que un evento de esta índole puede dejar, no solamente en Torreón, sino en la Comarca Lagunera.

De traer a los jueces del récord Guinness "vendrías a motivar a la sociedad a un cambio, a los jóvenes, a los niños: futuras generaciones de nuestra ciudad. Eso queda en la historia. Esas son cosas inéditas que no ves todos los años

Cuatro décadas sobre la tabla

Desde que tiene 10 años, Carlos Rivera monta en patineta y su especialidad se volvió hacer esto parado de manos.

Hoy es chofer de transporte público y esta habilidad, lejos de su suerte, la ve como un aliciente para los jóvenes practiquen deportes.

"Guinness para mí es un evento que vendría a proyectar a la ciudad en el mundo y para mí sería, en cierta forma, la consagración de mi vida al deporte"

"De hecho he apoyado muchos eventos deportivos con la finalidad de promover y motivar a los jóvenes al deporte, no nada más patino, sino que de alguna manera he dado conferencias motivacionales, proyectando alimentación sana y nutritiva, disciplina en el deporte, combatir la obesidad, promover los valores y hacerles ver el daño que les porvoca la tecnología", acotó Rivera.

Y es que, asegura, los jóvenes no esperan ver a un hombre de su edad haciendo esa clase de acrobacias, lo cual cree es motivante para ellos y genera ganas de tener esa vitalidad cuando superen el medio siglo de vida.

JFR