Sexo, alcohol y drogas, los "nuevos" problemas juveniles

Octavio Calderón, director de la EST número 54 de Torreón, aseguró que los males no son entera culpa de los menores, sino de sus padres, quienes pecan de omisión de cuidados.
En Torreón, el embarazo temprano, ausentismo y falta de respeto, problemas juveniles.
En Torreón, el embarazo temprano, ausentismo y falta de respeto, problemas juveniles. (Miguel González)

Torreón, Coahuila

El director de la Escuela Secundaria Técnica número 54, ubicada en la colonia Valle Verde al oriente de Torreón, Octavio Calderón, informó que han detectado tres problemáticas diferentes que afectan a sus estudiantes.

Se trata del embarazo temprano, ausentismo escolar y falta de respeto a todo.

"Algunos agradecen, otros no lo logran entender pero tenemos que seguir con nuestra obligación contraída con la sociedad".

Sobre el embarazo temprano, el directivo informó que se han percatado de que existe poca orientación en casa de los alumnos, pues no hay pláticas ni con las hijas, ni los hijos, respecto a lo que pasa si se embarazan.

"Si un joven no está formado como ciudadano, menos van a tener capacidad de formar a un hijo. Generalmente ese tipo de jóvenes tienden a tener un rechazo en la familia", destacó.

Así mismo, informó que por parte de la Secretaría de Educación, la instrucción es brindar apoyo a las muchachas que se encuentran en esta situación, que se da no en las aulas, sino fuera de ellas.

"No es un fracaso, es una experiencia para la niña y sus padres, ellas deben seguir sus estudios. La Secretaría se preocupa por dar becas y ver en que institución medica se les va a atender", dijo el director, aunque lo ideal sin dudas, es la prevención.

Otro problema que enfrentan es el abandono escolar. Hay muchos jóvenes que no van a la escuela o que llegan y se salen.

Están en sus casas, a veces junto a sus padres, quienes no los devuelven al lugar en el que deben estar llevando a cabo su formación.

"A veces nos dicen, "yo lo dejé en la escuela", sí, pero su hijo se fue. No podemos tener vigilantes en la barda o los portones, porque esta no es una cárcel, es un centro educativo".

TE RECOMENDAMOS: Buscan prevenir consumo de alcohol y drogas en menores

Pero las puertas del plantel están abiertas de forma permanente para los alumnos que tienen el deseo de estudiar. Este problema en particular, lo ve el directivo como una falta de conciencia en los padres.

Al momento en que los niños nacen, no existe el establecimiento de un proyecto de vida para ellos, en un mundo en que los caminos se bifurcan de mil modos y los muchachos deben elegir uno a ciegas.

Finalmente, la falta de respeto que genera pleitos, bullying y acoso, es otro problema que tiene a las escuelas en vilo.

Por desgracia, muchas veces los alumnos ven en su propia casa el maltrato, los golpes y escuchan las malas palabras que luego replican en la escuela.

"Los niños crecen con esa mentalidad. Pero tratamos de hacer conciencia diaria de la importancia de vivir en paz".

"De que esa violencia que vive la sociedad en cuanto a secuestros, asesinatos, todo eso, esos jóvenes que han tomado el rumbo equivocado tienen padre y madre pero no les ponen atención. Y hoy nos tienen en zozobra a la sociedad. Esto debe terminar formando nuevas sociedades".

"A veces nos dicen, "yo lo dejé en la escuela", sí, pero su hijo se fue. No podemos tener vigilantes en la barda o los portones, porque esta no es una cárcel, es un centro educativo".

A destacar por parte del docente, el asunto de la drogadicción y el alcoholismo. La SEP pide la aplicación del programa "Mochila Sana y Segura", que en las escuelas se aplica, pero no en las casas.

Considera el director Calderón, que esto es por que los padres tienen miedo de encontrar en las cosas de sus hijos algún arma, droga o botellas de vino. Cualquier cosa que ellos no les hayan enseñado.

"Pero háganlo porque mas fuerte va a estar el golpe el día que cometan una acción equivocada. La revisión es preventiva y trabajamos con padres de familia".

"Algunos agradecen, otros no lo logran entender pero tenemos que seguir con nuestra obligación contraída con la sociedad", concluyó.

JFR