"Las Panteras" le cantan a la patrona de los músicos

Lucino y Manuel caminan por las calles de Madero llevando melodías y alegrías a la gente y este 22 de noviembre, no se olvidaron de Santa Cecilia, que los guía paso a paso entre acordes.
Las Panteras de Florida, agrupación de Madero, recuerdan a Santa Cecilia, la patrona de los músicos.
Las Panteras de Florida, agrupación de Madero, recuerdan a Santa Cecilia, la patrona de los músicos. (Alberto Robledo Cervantes)

Francisco I. Madero, Coahuila

El 22 de noviembre se celebra el día de Santa Cecilia, la patrona de los músicos y las Panteras de Florida, un trío de música norteña de Francisco I. Madero, buscan que sus coterráneos recuerden a su señora, la que los guía en el camino que hace tantos años decidieron seguir: el de la música.

"Uno siente las vibras de las personas y ahí lo vemos: en la sonrisa, en lo animada que está la persona al solicitar la melodía". 

"La gente no lo sabe, que es día de la patrona de los músicos, pero nosotros lo damos a conocer, lo inculcamos".

"Ahorita estábamos tocando y le digo (a mi compañero) 'vamos a festejarla, hoy tienen mis amigos músicos algo para festejar, para recordar su día", expuso Lucino Ibarra, acordeonista de Las Panteras de Florida.

La vida de un músico, desde la cancha urbana, la describe como amable y alegre, pues tienen que llevarle ánimo a las personas.

Aseguran que los niños son su público más fiel, quienes en cuanto los ven les sonríen, los saludan y prestan aún más atención que el resto de su público.

"Y nosotros les correspondemos con una sonrisa, hasta un baile damos. La música es esencial, decía un compañero: 'Para levantar muertos'. La música más que nada llega al corazón", expresó el acordeonista.

A Lucino lo acompaña Manuel Guadalupe Nava en la guitarra y caminan de restaurant en restaurant y de puesto en puesto por Madero, tocando música norteña: de los Cadetes de Linares, Ramón Ayala, Los Invasores, entre otros.

Y dentro de este recorrido que realizan día a día, es que salen los contratos para acudir a tocar en eventos particulares.

Como Las Panteras de Florida tienen 5 años, pero como músicos ya tienen toda una vida. Por su parte, Manuel Guadalupe Nava tomó la guitarra desde niño y no la ha soltado.

"La gente no lo sabe, que es día de la patrona de los músicos, pero nosotros lo damos a conocer, lo inculcamos".

Si bien ha realizado otro tipo de trabajos, la vocación musical nunca se separó de él. Lucino Ibarra también tomó el acordeón a temprana edad, sin embargo comenzó a tocar de bien a bien cuando entró en la agrupación.

Afirman que más allá del dinero que puedan o no ganar, lo que les interesa al momento de tocar que, sencillamente, los escuchen y los reciban bien.

"Uno siente las vibras de las personas y ahí lo vemos: en la sonrisa, en lo animada que está la persona al solicitar la melodía. Ya con lo que ellos nos puedan ayudar, para llevar algo de sustento de la casa".

JFR