Un sobreviviente del crimen a bordo de "la bestia"

Antonio Gómez salió de el Salvador para buscar una vida mejor en suelo americano, además de alcanzar a su familia. Relató las peripecias que ha tenido que pasar en su recorrido desde Sudamérica.
Antonio Gómez, migrante salvadoreño sobreviviente al crimen en México.
Antonio Gómez, migrante salvadoreño sobreviviente al crimen en México. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Antonio Gómez es originario del municipio de Aguilares de San Salvador, tiene la intención de llegar a Estados Unidos para buscar un mejor futuro.

"Agradezco a Dios por toda la gente buena que me ha cruzado en mi camino, estoy a punto de cruzar la Frontera".

Relató que no hay condiciones óptimas en su país de origen, aseguró que los brazos de la muerte rondan el Salvador, desde las Maras, hasta células del crimen organizado.

Sin embargo en México ha vivido para contarla, luego de pasar varios puntos de asalto que tiene el crimen organizado en todo el recorrido de "la bestia" por nuestro país.

"Quiero llegar a Estados Unidos en busca de un futuro mejor, las condiciones en mí país están bastante complicadas, no hay forma de sobrevivir en el Salvador, hay poco trabajo, no hay respeto a las personas, la muerte anda rondando".

Existen grupos criminales, de exterminio, de las Maras, hay más de cuatro líneas de fuego y si uno cruza alguna de esas líneas ,más vale que vaya acompañado de la mano de Dios, porque se necesita de su protección para sobrevivir en aquel país, relata Antonio.

Sin familia en el Salvador, es el único rezagado en México, sus parientes ya migraron a Estados Unidos, advierte que su país de origen está impregnado de corrupción, violencia y crimen organizado.

"Tratando de escapar de esa forma de vida, andamos en este camino, sin saber qué nos espera más adelante, la ruta de los migrantes está llena de sorpresas, uno no sabe con quién se va a cruzar".

Antonio señaló que al pisar tierras extranjeras se va relacionando con gente que no conoce y tienen el mismo objetivo, llegar a Estados Unidos.

"Nos encontramos con sorpresas positivas y negativas, hay gente buena y mala que también está migrando".

"Cuando ingresé a México viví en carne propia todo lo que se oye, desde robos, secuestros, existen puntos de asalto en todo el recorrido de la Bestia, las bandas del crimen organizado están al tanto del paso de los migrantes, más que la gente de los derechos humanos o Migración".

"Siempre he pensado que las cosas materiales no valen una vida humana, hay quienes piensan lo contrario y ven su suerte al enfrentarse con personas que no tienen escrúpulos y ya casi nada de humanidad. Los puntos de asalto a migrantes son: el Salto de Agua, Palenque y Coatzacoalcos".

"Quiero llegar a Estados Unidos en busca de un futuro mejor, las condiciones en mí país están bastante complicadas, no hay forma de sobrevivir en el Salvador".

"En el camino también se topa uno con gente de buen corazón, que ayuda al prójimo. "Recuerdo que venía en el tren, como a la una o dos de la madrugada, ya habíamos pasado dos puntos de asalto, veníamos desnudos y pasando un frío terrible, del cielo nos cayeron bolsas con comida, agua y ropa de las mujeres llamadas las patronas".

"Agradezco a Dios por toda la gente buena que me ha cruzado en mi camino, estoy a punto de cruzar la Frontera, espero estar en Estados Unidos a principio del mes de diciembre, quiero pasar antes de que Trump esté en la Casa Blanca. "Llevo 20 días recorriendo México, al pasar la frontera me iré a Houston, Texas con mi familia".

JFR