Pilares del cuerpo humano: los pies

Simón Bernabé Torres, médico del IMSS, hizo énfasis en la importancia que tiene el cuidado permanente, ya que factores como la edad y algunas enfermedades, los deterioran.
Resalta Simón Bernabé, médico del IMSS la importancia del cuidado de los pies.
Resalta Simón Bernabé, médico del IMSS la importancia del cuidado de los pies. (Reuters/Navesh Chitrakar)

Torreón, Coahuila

El jefe de Departamento Clínico de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) No. 79, Simón Bernabé Torres, señaló que los factores predominantes para sufrir problemas en los pies, son la edad avanzada, las uñas mal cortadas, el calzado inadecuado y algunos padecimientos como la diabetes, la artritis y los trastornos circulatorios o neurológicos.

"Los pies requieren de cuidados permanentes, para que cumplan con su función de desplazarnos de un lugar a otro, soportar nuestro peso, amortiguar impactos y para que no se vean afectados cuando se padecen enfermedades", advirtió médico del IMSS.

Lo más común que se enfrenta son las ampollas, los hongos, las uñas encarnadas y los juanetes, por lo que se aconsejó que se examinen diariamente y estar al tanto de los cambios de color y temperatura.

Calificó como muy importante que las personas que padecen diabetes o tengan problemas de circulación, estén en contacto médico inmediato cuando observen lesiones.

Si no se puede apreciar la planta con un espejo, se debe pedir apoyo a un familiar para que lo haga.

Otras recomendaciones son lavarlos diariamente con agua templada y jabón neutro, secarlos suavemente, especialmente entre los dedos, cortarse las uñas en forma recta y limar las esquinas así como evitar caminar descalzo aún en casa, porque se está más expuesto a heridas e infecciones.

Sugiere no automedicarse ni recurrir a remedios caseros, evitar cortes de los callos o juanetes con navajas de afeitar, tijeras u otros objetos. La selección adecuada de calzado es un beneficio adicional.

Destacó la necesidad de recurrir a un médico cuando los pies duelan de manera persistente, se noten cambios en coloración o temperatura, deformidades, adormecimiento, hinchazón, ampollas, úlceras u otras lesiones.

Calificó como muy importante que las personas que padecen diabetes o tengan problemas de circulación, estén en contacto médico inmediato cuando observen lesiones.

Abundó que aunque no se tengan molestias, deben ser revisados cuando menos cada 3 meses por un profesional, para detectar en tiempo cualquier lesión y así seguir el tratamiento que se proporcione.

JFR