Pronnif protege a bebé que necesita transfusión de sangre

Personal del IMSS, clínica 16 de Torreón, solicitó su intervención debido a que por motivos religiosos, los padres se negaban a que se le realizara este procedimiento.
El bebé está internado en el Hospital del Niño en Saltillo.
La menor nació prematura y se detectó que los niveles de hemoglobina no estaban regularizados. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

Personal del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de la clínica 16 de Torreón, solicitó la intervención de la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia (Pronnif), delegación Laguna, ante la negativa de los padres de una transfusión de sangre a su hija prematura que cuenta con un mes de nacida.

El titular de la dependencia, José Julián Vázquez, dio a conocer que los padres expusieron motivos religiosos, sin embargo se activó el protocolo de protección y se liberó ya la orden para que le practicaran el procedimiento, tras un proceso legal express ya que la vida de la menor se encuentra en peligro.

"A través del área de trabajo social de la clínica 16 es que se nos notifica que los padres de la menor, quienes profesan la religión de Testigos de Jehová no permitían que se le hiciera la transfusión de sangre".

La menor nació prematura y durante el tiempo que ha estado bajo observación médica se detectó que los niveles de hemoglobina no estaban regularizados por lo que requería de sangre.

"Nos informaron para que tomáramos las medidas especiales de protección una vez que hubiéramos tenido las evidencias de que se encontraba en peligro la vida de la menor", señaló.

La notificación se realizó este domingo, comentó el funcionario estatal, quien agregó que acudieron a las instalaciones del Seguro Social para sostener un encuentro con los padres, quienes le manifestaron abiertamente que no era su deseo realizarle la transfusión a su hija ya que la biblia así lo establecía y que preferían un tratamiento alternativo.

"La biblia que es nuestro poder máximo no lo permite", es el argumento del padre.

La madre tampoco acepta por sus creencias religiosas, sin embargo la bebé corre riesgo por lo que Pronnif decide autorizarle la transfusión, la decisión está siendo ratificada por un Juez Familiar para salvaguardar el derecho de la menor. "Se tiene que privilegiar la vida de la niña", afirmó.

Indicó que este caso es el segundo que se presenta en la Comarca Lagunera en lo que va del año por lo que en ambas situaciones se debió intervenir tomando como base el artículo 10 de la Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de aplicación nacional dice que se deberán de establecer la protección.

Finalmente expuso que les resulta increíble que a estas alturas las creencias religiosas sean un impedimento para las transfusiones de sangre cuando en ocasiones significa salvarle la vida a un menor.



LMG