Fundación Semilla inaugurará casa para niñas indígenas

Janette Payán, presidenta de la asociación, informó que actualmente viven 30 pequeñas en el lugar, de las cuales 22 ya se integraron al sistema educativo en nivel primaria.
La Fundación Semilla de Durango, inaugurará una casa hogar para niñas indígenas.
La Fundación Semilla de Durango, inaugurará una casa hogar para niñas indígenas. (Gilberto Digital)

Durango, Durango

Luego de 10 años de luchar por crear un lugar para niñas indígenas por parte de Fundación Semilla, el viernes se inaugurará, comentó su presidenta, Janette Payán.

"El reto importante es sacar a las niñas de ese lugar y vivir en un entorno donde ahora se encuentran seguras".

Informó que ahora ya se contará con un sitio donde las niñas indígenas del municipio del El Mezquital, podrán asistir a la escuela y contar con tres comidas al día.

Payán explicó que en la última campaña que realizaron, se pudo juntar una cantidad de 250 mil pesos, en la que se logró la compra de un terreno para una edificación.

Explicó que ahora el tema es cómo mantenerla y seguirán con la misma dinámica de solicitar el apoyo a la sociedad, la colecta de este año será con la entrega de una postal y una vela para celebrar la navidad.

"Ya tenemos una casa específica para la niñas. Ya están viviendo desde que comenzó el ciclo escolar, ya tenemos varios meses".

"Pero el funcionamiento de una casa de este tipo requiere muchos gastos, se ocupan personas que atiendan a las niñas de día y de noche".

"Hay gastos y servicios que se han ido cubriendo. Buscamos que la gente se involucre más y conozca lo que hacemos".

Vamos a comenzar una colecta que se llama "Enciende una luz esta navidad" y queremos invitar a las personas a hacer un donativo de 300 pesos o más, a cambio de una postal".

"Tenemos una casa específica para la niñas. Ya están viviendo desde que comenzó el ciclo escolar, ya tenemos varios meses".

Dio a conocer que ya en pasadas ocasiones, los duranguenses han participado en campañas y en donaciones, es por eso que se ha llegado a mejorar de manera sustancial la estancia en Durango de la niñas, que incluso ya se encuentran en la escuela regular.

"El reto importante es sacar a las niñas de ese lugar y vivir en un entorno donde ahora se encuentran seguras, están cubiertas en los servicios básicos, es decir, comida, ropa y zapatos".

"Del grupo de niñas que están viviendo ya en nuestra casa, que son 30, 22 van a la primaria regular, son niñas que ya se adaptaron al sistema educativo. Esto representa una etapa de verdadero cambio en sus vidas".

JFR