Un toque femenino en cada automóvil

Desde hace 19 años, "Doris" se dedica a la reparación y enderezado de vehículos. Aseguró que su trabajo está catalogado como "sólo para hombres", pero una mujer lo puede desarrollar y hasta mejor.
Dora Alicia Cisneros Rodríguez, trabaja en enderezado, reparación y pintura de autos.
Dora Alicia Cisneros Rodríguez, trabaja en enderezado, reparación y pintura de autos. (Domingo López Bustos)

Matamoros, Coahuila

Una mujer matamorense se dedica desde hace 19 años a enderezar y pintar vehículos de todo tipo.

Originaria de esta cabecera municipal "Doris", como cariñosamente se le conoce, dice que hay trabajos que realizan los hombres, pero también los pueden desempeñar las mujeres, como es precisamente la actividad que realiza.

Dora Alicia Cisneros Rodríguez de 42 años de edad, con domicilio en la avenida Margaritas 1443, de la colonia Jardines de Oriente, teléfono 87 12 81 40 92, informó que luego de haber estudiado Programador Analista y Capturista de Datos, viajó a la Unión Americana, concretamente a Las Vegas, Nevada, donde se empleó en un taller de enderezado como "delivery", o sea recibir autos chocados en el negocio y entregar los reparados a sus dueños.

"Puedo poner puertas tipo "ala de mosca", "cola de pato", se trata de un trabajo rudo, que aunque se cree que es sólo para desempeñarlo los hombres, las mujeres también lo pueden hacer".

"Como me interesé en aprender a reparar carros, me metía a las labores, pero mi jefe me envió a una especie de instituto, de 8 a 11 de la noche, 3 días por semana por 2 años, donde me otorgaron un documento que avala que soy especialista en este oficio, ya que era un requisito para poder trabajar.

Añadió que duró 15 años trabajando en Estados Unidos y 4 en Matamoros.

Dijo que ella no ha necesitado promocionarse, han sido por los resultados que da, que los clientes la recomiendan a otras personas, de tal suerte que aquí no le ha trabajo, pues repara un promedio de 5 vehículos a la semana.

"Porque también trabajo la fibra de vidrio, de tal modo que también realizo personalizaciones o modificaciones, por ejemplo, cuando quieren convertir un carro normal en deportivo, fabrico los spoilers, cambio color e igualo pintura".

"Puedo poner puertas tipo "ala de mosca", "cola de pato", se trata de un trabajo rudo, que aunque se cree que es sólo para desempeñarlo los hombres, las mujeres también lo pueden hacer".

"Aunque se usen pulidores, y maquinaria pesada, como gatos hidráulicos y otras herramientas de peso, porque no nada más se repara la lámina, sino en muchas de las veces se afecta el chasis o la suspensión y también tiene que arreglarse".

Finalmente dijo que ya no le interesa viajar a la Unión Americana, ni de vacaciones, ni de visita, ni a trabajar, porque si bien es cierto gana bien, pero se pierde lo más importante, el convivir con la familia.

"Aquí gracias a Dios tengo mis clientes y creo que me está yendo bien con este trabajo, que no me falta".

JFR