Cierre de mina dejaría 300 familias desprotegidas

Pobladores del ejido La Sierrita de Bermejillo, temen que este problema legal pueda desencadenar la clausura de la empresa La Platosa, que ha traído un dinamismo económico a la región.
Cierre de la mina La Platosa, pone en riesgo estabilidad económica de familias en Bermejillo.
Cierre de la mina La Platosa, pone en riesgo estabilidad económica de familias en Bermejillo. (Especial)

Gómez Palacio, Durango

Luego de haberse plantado en las instalaciones del Tribunal Unitario Agrario del Sexto Distrito y pedir que se valore la sentencia que habrán de emitir en el juicio que promueve el ejido La Sierrita, pobladores de la comunidad de Bermejillo, advirtieron el riesgo que puede generar si la Mina La Platosa es obligada a cerrar, pues de ella dependen 300 empleos directos de los cuales igual número de familias quedarían en el desamparo.

Y es que mientras ejidatarios dueños de los predios, donde está asentada la explotación y directivos de la minera se encuentran a la espera de la resolución que adopte el Tribunal Agrario respecto al expediente 683/12 de la demanda que busca la rescisión del contrato entre ambas partes, pobladores temen que la minera canadiense, Excellon Resources retire su inversión.

La manifestación ocurrida el lunes pasado en el Tribunal con sede en Torreón, fue para ser escuchados específicamente por la magistrada a cargo del caso, Marcela Ramírez Borjón, ante un eventual cierre de operaciones de la mina La Platosa, a fin de mostrarle su intranquilidad, toda vez que la empresa minera les ha traído oportunidades de empleo e ingreso y con ello prosperidad.

La comunidad se siente respaldada por la compañía, ya que desde hace varios años se puso a disposición una oficina de atención directa, donde la gente puede acercarse y plantear lo que requieren.

Los afectados, que van desde propietarios de negocios, maestros y alumnos de la región, temen que este problema legal pueda desencadenar el cierre de una empresa que ha traído consigo un dinamismo económico, gracias a los 900 empleos directos e indirectos, mas allá de los programas sociales que desde 2008 la empresa implementa.

Imelda Gómez Regis de 41 años, quien es maestra de educación superior de una escuela de Bermejillo, dijo sentirse preocupada por el posible cierre de la mina, ya que esta le ofrecer la estabilidad que genera la compañía en la comunidad por los empleos que ofrece y lo que invierte en educación, además considera que impactaría negativamente en la economía familiar.

Por otro lado, temen que una posible falta de empleos podría traducirse en un incremento en la delincuencia, factor que no han resentido debido a que los respalda un ingreso y un empleo en toda esta zona de los municipios de Mapimí y Tlahualilo.

Sandra Magaña de la Cruz, directora de Relaciones Corporativas de la minera, sostuvo que la comunidad se siente respaldada por la compañía, ya que desde hace varios años se puso a disposición una oficina de atención directa, donde la gente puede acercarse y plantear lo que requieren, lo mismo que entablar en unidad soluciones a sus problemas.

Recordó que desde hace ocho años, Excellon Resources implementa programas de apoyo en temas de educación y salud con el objetivo de apoyar a la comunidad de Bermejillo en sus necesidades más prioritarias en materia de educación y salud.

Los cuales incluyen acciones como eventos deportivos, donación de árboles, pláticas motivacionales y computadoras para escuelas y equipo de rescate para la Unidad de Protección Civil local.



cfg