Celebran misa en memoria de migrantes asesinados

El Obispo de Saltillo, Raúl Vera López, encabezó la eucaristía en la colonia La Esperanza, al pie de las cruces en honor a David y Delmer Alexander, quienes murieron a manos de la policía.
En Saltillo, se celebró una misa en honor a los migrantes asesinados en México.
En Saltillo, se celebró una misa en honor a los migrantes asesinados en México. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Para recordar a los migrantes asesinados en Saltillo, Coahuila y México, el Obispo, Raúl Vera López, celebró una misa en la Colonia La Esperanza, al pie de las cruces en honor a David y Delmer Alexander, jóvenes hondureños asesinados por policías.

En su mensaje, destacó que esta misa es una celebración de vida y no de muerte, se celebra la vida de los migrantes, quienes recuerdan a la sociedad que hay muchas cosas que están mal en los gobiernos.

"Es muy importante tener presente la situación por la que pasaron estos migrantes, ya que dice mucho sobre la tragedia que sufren en su estadía por México".

Monseñor agradeció a los migrantes presentes en la misa por su vida, pues dijo es por ellos y por aquellos que fueron asesinados en Saltillo, que existe la Casa del Migrante, que la Diócesis y la Pastoral de Migración trabajan día a día, buscando apoyarles en el camino que emprendieron por sus familias y por sus países.

"Si nosotros queremos caminar, si queremos construir, como lo deseamos, construir un mundo diferente, otro futuro para toda esta gente que ha tenido que salir forzadamente de su propia patria para buscar el sustento de vida, no podemos renunciar a la memoria histórica", comentó.

En este sentido, dijo que es muy importante tener presente la situación por la que pasaron algunos migrantes en el lugar donde celebró la misa, toda vez que dice mucho sobre la tragedia que sufren en su paso por México.

El Presbítero Pedro Pantoja, director de la Casa del Migrante, se pronunció en contra de la violencia que sufren los migrantes en México y exigió respuestas en asesinatos en todo el país, especialmente los migrantes asesinados en San Fernando, Tamaulipas.

JFR