"En caso de que el agua suba, vamos a correr para el cerro"

Habitantes de la colonia Vista Hermosa viven con miedo de inundarse como en otras avenidas del río Nazas. Piden a las autoridades no abandonarlos en esta situación.

Torreón, Coahuila

Luego de realizar un recorrido por los márgenes del río Nazas, el miedo y la intranquilidad de la población se dejó sentir en sus declaraciones, la mayoría está temerosa ante una nueva avenida de agua.

Yuridia Pérez es habitante de la colonia Vista Hermosa, comparte que desde en la mañana, las autoridades andan avisando casa por casa que este martes el río llevará agua, incluso les han pedido que empiecen a recolectar agua por posibles problemas que se pudieran presentar con la avenida extraordinaria del río.

"Tenemos miedo que el río vuelva afectar nuestras casas, por lo menos yo no soltaré a mis chiquillos para nada, una vez que haya agua".

"Los de Protección Civil pasaron avisándonos que agarremos agua en cubetas, tambos, en lo que se pueda, también nos pidieron que no descuidemos a nuestros hijos una vez que el agua corra por el río". 

Recuerda que la pasada avenida se inundaron las casas, además sufrieron cuarteaduras, señaló que incluso unos terrenos que se usan para dejar pastando burros y caballos se inundaron todos.

Con muchos años viviendo ahí, sabe bien que los servicios públicos fallan en cada avenida extraordinaria, drenajes colapsados, falta de agua, es el problema de siempre, por lo que exhorta a las autoridades a no dejarlos solos.

Por su parte, Francisca García, es una persona de la tercera edad, comparte que vive con su hija y está temerosa de lo que pueda ocurrir esta ocasión con la avenida del río Nazas.

Sentenció que el río tiene memoria y que al volver el agua, se irrigan las venas del río y esto es lo ocasiona los hundimientos y las abras.

"Tengo miedo por tanto niño que hay en la colonia, de que se arrimen al canal, se caigan las piedras y se vayan a ahogar. Los niños no entienden y ya no respetan a la gente grande cuando les llama la atención".

Uno de los casos más preocupante es el de María de la Luz Hernández, quien vive en un jacal cerca del cerro, al que asegura escalará en caso de que el agua suba de nivel. Comparte que está más tranquila en esta ocasión, ya que las autoridades reforzaron con piedras y cemento al lado del río.

"En caso de que el agua suba y nos inundemos, vamos a correr para el cerro".

Recordó que desde el 90 sortean las aguas del río Nazas que cada tanto vuelven, pidió a las autoridades que les estén dando vueltas a las familias que viven a un lado del río.

"En caso de que el agua suba y nos inundemos, vamos a correr para el cerro, nos quedaremos en lo alto, mientras el agua baja. Ruego a Dios porque no pase nada, ya que este jacal y mis animalitos es todo lo que tenemos", concluyó.



LMG