Parque Hundido, entre baches y el olvido

Habitantes de la colonia en Gómez Palacio, comentan que se han quejado con el ayuntamiento pero ellos les hacen caso omiso y no les resuelven los problemas.
Además de los habitantes, quienes forman parte del problema son los choferes de autobús.
Además de los habitantes, quienes forman parte del problema son los choferes de autobús. (Alberto Robledo)

Gómez Palacio, Durango

La calle Bugambilias de la colonia Parque Hundido de a poco se ha ido descomponiendo. Dos años atrás, según recuerdan habitantes de la zona, trabajadores del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa) acudieron a la calle para arreglar detalles en los drenajes, sin embargo, al finalizar no arreglaron la calle que habían abierto para darle solución a otro problema.

“Ya no han venido, serán unos dos años que vinieron a arreglar. Así no estaba, porque ellos abrieron la calle, desde que ellos abrieron así está, dizque iban a arreglar el drenaje, pero pues no, ni arreglaron ni nada”, expuso María de la Luz García, habitante de Parque Hundido.

No niega que el ayuntamiento alguna vez se haya acercado a tomar conocimiento de este problema, “pero pues se vuelven a ir otra vez”. Todo sigue igual y va en peor.


Los baches los hay de todas las medidas y profundidades y difíciles de esquivar por los automóviles: se le da la vuelta a uno y ya se está cayendo en otro.

Además de los habitantes, quienes forman parte del problema son los choferes de autobús, pues esa esa calle es la ruta que tienen trazada para su día a día.

Al pasar por ahí conduce a vuelta de rueda y los pasajeros son zangoloteados en sus asientos, saltan y la cabeza les da vuelta.

“Y cuando llueve se hace todo el charcote y se mete hasta acá hasta adentro. Luego el agua de las alcantarillas flota pa’ fuera, se regresa todo. (La gente del ayuntamiento) sí pasa, pero no hacen nada, nomás pasa”, manifestó María Santos, vecina de la colonia.

Ella lleva solamente viviendo un mes en la colonia y ya está considerando cambiarse debido al problema que le representan los baches.

No tienen vehículo propio, pero la tierra que se levanta cuando pasan los automóviles o camiones, o las lagunas que se hacen cada que llueve, van a dar siempre hacia dentro de su casa. “Toda esta calle está muy fea, esta colonia está muy olvidada”, lamentó María.





cfg