Vecinos de Las Brisas habitan entre basura y charcos

En un recorrido por colonias de Lerdo, se pudo apreciar que hay matorrales con casi dos metros de altura y encharcamientos en las calles, lo que provoca la posibilidad de brotes de enfermedades. 
Colonos de Las Brisas de Lerdo, se encuentran entre charcos, basura y matorrales de casi dos metros de altura.
Colonos de Las Brisas de Lerdo, se encuentran entre charcos, basura y matorrales de casi dos metros de altura. (Ángel Reyna)

Lerdo, Durango

María Luisa Chávez, vecina de la Colonia Las Brisas en el sur de Ciudad Lerdo, se quejó de que los vecinos tiran basura en medio de las calles y en el lecho de los canales de riego, dijo que la gente debería de ser multada por usar la calle como basurero, que luego nadie recoge y dura meses ahí.

"Eso es un foco de infección para nuestros niños, en mi caso mis nieto que tienen que atravesar el puente del canal Tlahualilo para ir a la tienda y caminan entre la basura, pastos muy crecidos donde hay cualquier cantidad de motores".

Agregó que los niños tienen que jugar y aunque están muy pendientes de ellos, no pueden evitar que jueguen en la calle y es precisamente donde hay más moyotes y esto es un riesgo para la salud de todos los que viven en esta zona.

Molesta, dijo que entiende que el pasto este de ese tamaño por las lluvias, pero nadie ha ido a cortarlo y tampoco se han visto por la colonia las camionetas que fumigan tanto pasto y árboles donde hay muchas enfermedades.

La Jurisdicción Sanitaria número 2 del Estado de Durango y la Dirección de Salud del Ayuntamiento de ciudad Lerdo, arrancaron hace unos días una campaña de fumigación en la Ciudad Jardín, pero esta no ha llegado a las colonias Las brisas y Francisco Villa sur, según manifestaron los vecinos que tienen que padecer los piquetes de los mosquitos cada vez que caminan por las calles sin pavimentos de sus colonias, o por la orilla del canal de Tlahualilo para transportarse a su trabajo o escuela.

En un recorrido por colonias del sur de Lerdo, se pudo apreciar que hay matorrales con casi dos metros de altura y encharcamientos en las calles que parten del canal de Tlahualilo, lo que provoca la posibilidad de brotes de enfermedades derivadas de la humedad que se ha desarrollado en las últimas semanas por la temporada de lluvias.

Finalmente, la vecina de la Colonia Las Brisas, dijo que los charcos sobre el canalito se debieron a que se rompió una tubería de agua tratada, "no es la primera vez que pasa y aunque llamamos a Sapal y a la Presidencia, nadie ha venido a resolver este problema, mire, los carros que ya saben de los hoyos los esquivan, pero los que no conocen por aquí caen en ellos".





cfg