Escuelas le entran al uso sustentable de recursos

Nueve de las 34 instituciones que forman parte del CIESLAG, llevaron a cabo una reunión con la empresa Sustainability Partners proveedora del Fondo de inversión internacional denominado BlackRock.
En La Laguna, instituciones del CIESLAG se interesan por el uso sustentable de recursos.
En La Laguna, instituciones del CIESLAG se interesan por el uso sustentable de recursos. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

La reconversión tecnológica para el uso sustentable de los recursos, como son la energía eléctrica, agua y combustible, proyectan universidades y tecnológicos de la Región Lagunera de Coahuila y Durango para el próximo año.

En las instalaciones del Instituto Tecnológico Superior de Lerdo (ITSL), se llevó a cabo la primera reunión entre las escuelas integradas a la Comunidad de Instituciones de Educación Superior de La Laguna (CIESLAG) con la empresa Sustainability Partners, proveedora del Fondo de inversión internacional denominado BlackRock.

El fondo tiene como finalidad ayudar a municipios, sector salud, aeropuertos, asociaciones, centros penitenciarios e instituciones educativas, a adquirir tecnología sustentable y para el 2017, destinará una inversión de mil millones de dólares para el país.

El presidente del CIESLAG y director del ITSL, Gerardo Landeros Araujo, señaló que el Instituto que dirige fue el primero en tener contacto con este Fondo, pero como representante de la comunidad de educación superior local, vio la factibilidad de acercar el proyecto a las escuelas integrantes.

"La ventaja es que el fondo no genera interés para las instituciones educativas, o quienes deciden iniciar con este proyecto, sino que se paga con el ahorro del gasto de energía que tiene cada institución".

El CIESLAG está conformado por 34 instituciones educativas, de las cuales ayer 9 presentaron la carta de intención, a través de la cual aprueban iniciar con el proyecto.

Sin embargo, Landeros Araujo no duda que conforme pasen las semanas haya mayor aprobación.

Ayer les fueron presentados los pormenores por representantes de la empresa Sustainability Partners, quienes ya cuentan con la experiencia de la instalación de este tipo de tecnología.

El proceso de reconversión tecnológica en su primera etapa consiste en la realización de un plan, a través del cual prioriza la infraestructura para identificar las instalaciones que se pueden cambiar y tener el ahorro del uso de los recursos.

Una vez que tienen el plan, el siguiente paso es la elaboración del proyecto, que es financiado por el fondo Blackrock.

"La ventaja es que el fondo no genera interés para las instituciones educativas, o quienes deciden iniciar con este proyecto, sino que se paga con el ahorro del gasto de energía que tiene cada institución", expresó el presidente del CIESLAG.

Además resaltó que al tercer año se puede renegociar para que no se pague la totalidad del ahorro, sino que este pase a beneficio de las instituciones.

A través del estudio que empezará a desarrollarse durante el primer trimestre del próximo año, se especificará cuanto es lo que cada institución pueden ahorrar, a través del cambio de las instalaciones.

JFR