Ayuntamiento sentencia a transportistas

"Quien no esté de acuerdo con el Metrobús y no quiera adherirse, se va", fueron las palabras que el alcalde, Miguel Riquelme, dijo a quienes se manifestaron al inicio de las obras.
El Ayuntamiento de Torreón sentenció a los transportistas, o se adhieren al Metrobús, o se van.
El Ayuntamiento de Torreón sentenció a los transportistas, o se adhieren al Metrobús, o se van. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Tras la irrupción de transportistas en el arranque del Metrobús, el ayuntamiento les ofreció por fin una reunión que se llevó a cabo por la tarde en la presidencia municipal.

Presentes estuvieron el alcalde, Miguel Riquelme, el secretario del ayuntamiento, Luis Morán y Gerardo Berlanga de Obras Públicas.

"Las palabras claras del alcalde fueron que en su momento, quien no esté de acuerdo con el proyecto y no quiera adherirse, se va. Y se incorporaría otro inversionista privado".

En la sala de reuniones se solicitó solo la presencia de representantes, afuera en el mismo piso, esperaba otro grupo grande de afectados.

Les habían dado cita el 12 de noviembre con el consejo técnico para lo del Metrobús y el día 14 iban a reunirse con los transportistas. A ninguno de ellos invitaron a consulta ni mucho menos, si el proyecto les conviene.

Aseguraron que no están contra el Metrobús, sino contra el manejo "por debajo de la mesa" y en "lo oscurito", sin que nadie se de cuenta de lo que sucede.

Que el ayuntamiento maneja, que hay al día en el bulevar Revolución hasta Matamoros alrededor de 195 mil usuarios, según una consultoría extranjera, afirmaron los transportistas.

La reunión duró más de una hora. En concreto, las autoridades los exhortaron a sumarse y el que no pueda por cualquier motivo, pues se tendrá que ir. Aunque indicaron que al menos ya les abrieron la puerta para un diálogo.

José Cuéllar, señaló que les fue relativamente bien. "Pensamos que es más de lo mismo. Les llamó la atención a quienes llevaban el proyecto del Metrobús y asignó a Gerardo Berlanga. Tendremos reuniones cada semana", dijo.

Ahí se verán los avances, se unirán criterios para llegar a lo que pelean, la diferencia de números, pues no pueden aceptar lo que proponen, ya que esto los dejará en la ruina y el Metrobús quedaría como un elefante blanco, pues sus cálculos plantean que hay alrededor de 130 mil personas moviéndose en esta vía cada día. 60 mil menos.

La intención del ayuntamiento, recién anunciada, es que los autobuses recorran las colonias de Torreón y estos no están aptos para circular las calles, pues se tiene que arreglar el pavimento de toda la ciudad para brindar mejor servicio.

"Ellos lo saben desde hace mucho tiempo. Lo hemos pedido, pero ellos manejan ese adagio de "oídos sordos". Se nos han dañado los vehículos. Una reparación media podría ser de alrededor de 20 mil pesos, arreglar un motor unos 100 mil pesos".

La tarifa no se ha definido pero se ha proyectado como mas baja, tendrían que cambiar todas las unidades llamadas troncales, a un costo de alrededor de 9 millones de pesos.

TE RECOMENDAMOS: Arranca el Metrobús entre protestas

"Las palabras claras del alcalde fueron que en su momento, quien no esté de acuerdo con el proyecto y no quiera adherirse, se va. Y se incorporaría otro inversionista privado", concluyó el transportista.

JFR