Repuntan abusos sexuales contra menores

Julieta Hernández, Presidenta de la Asociación "Sí hay Mujeres en Durango", dio a conocer el caso contra una menor de 3 años, que fue agredida por un médico, quien le introdujo el pene en la boca.
En Durango, causan indignación los casos de abuso sexual contra menores de edad.
En Durango, causan indignación los casos de abuso sexual contra menores de edad. (Especial)

Durango, Durango

Como "indignante" calificó la abogada Julieta Hernández Camargo, Presidenta de la Asociación "Sí hay Mujeres en Durango", el caso de un agresor sexual que quedó libre, porque no se integró bien la carpeta de investigación, donde la víctima es una pequeña de 3 años.

De acuerdo con información, este caso ni siquiera se ventiló a los medios de comunicación y las autoridades lejos de actuar para apoyar a la pequeña y su familia, dejaron libre al agresor, quien además se trata de un médico, según lo señaló la entrevistada.

"El abuso sexual se da en Durango, en el Centro de Orientación para Menores Infractores (COMI), hay varios casos y esto asusta a la sociedad duranguense".

"Pero si un menor comete un delito, debe ser sancionado como corresponde y en este centro a los 14 años ya pueden ser recluidos", dijo Hernández Camargo.

Exhortó a las madres de familia, pero sobre todo a las autoridades, a que crean en los niños, porque no pueden inventar algo que no hayan vivido.

"Las mamás debemos creer en nuestros hijos, no echemos en saco roto porque los niños no dicen algo que no les ha pasado, cuando nos dicen es una alerta y creo que la Secretaría de Educación debería proceder con precisión y no solo esta institución porque se equivocan".

"En Durango y en gran parte del país, las sociedades conservadoras son las peores porque si no lo decimos, creemos que no ocurrió y si no se sabe, no es pecado y no es delito".

"Esto no es así, hay que dejar el tabú del sexo, porque en Durango están ocurriendo muchos delitos en contra de los niños", aseguró.

Destacó esta situación luego de dar a conocer, que recientemente una menor de 3 años fue atacada sexualmente por un médico de una farmacia de Similares, quien el pasado miércoles quedó libre.

"Cuando la madre tuvo que salir a comprar el medicamento, al regresar la pequeña mostraba una actitud extraña, además de que le informó que el doctor le había "metido el pene a la boca" (sic), señaló la entrevistada.

Agregó que en la Fiscalía, quien integró la carpeta de investigación y la jueza (de quienes no se proporcionaron datos), "decidieron que no era cierto y soltaron al doctor, porque es muy distinto un caso de abuso sexual o tocamiento al caso de violación".

Sin embargo detalló que de acuerdo al Código Penal de Durango sostiene que la violación sexual es la introducción de cualquier objeto en cualquier orificio del cuerpo, "por eso, este caso sí se debió tipificar como tal", afirmó.

JFR