Pronnif impedirá un careo entre dos menores y su agresor

Recibieron un documento firmado por el Juez Cuarto de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial en Torreón, Pedro Limón, pidiendo nuevas evaluaciones psicológicas.
Martha Alicia Martinez denunció una revictimización de sus nietas.
Martha Alicia Martinez denunció una revictimización de sus nietas. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Dos menores en riesgo, podrían ser sometidas a un careo frente a su presunto agresor sexual, lo que implica una revictimización.

Martha Alicia Martínez, abuela de las niñas, explicó que fueron atacadas por su ex pareja sentimental.

"A pesar de que existe una fecha para la evaluación psicológica a la que no nos oponemos, el psicólogo pide adelantar el procedimiento y sin que exista la presencia de la Pronnif".

Se dijo indignada ante un documento que recibió donde se solicita una valoración psicológica a las menores para que, tras los resultados, se decida si se sostiene un encuentro cara a cara el próximo 9 de enero.

Mientras, acotó, está siendo hostigada en su domicilio para adelantar las evaluaciones.

Fue el 8 de septiembre de 2015 cuando su nieta de 12 años junto con su hermana de 10, quienes vivían con ella, ya que su mamá trabaja fuera de Torreón, ya no pudieron más y le confesaron los abusos de Alfredo Ortega Calderón, quien era su pareja sentimental.

Ese mismo día ella interpuso una denuncia de carácter penal.

"Mi hija trabajaba fuera, en Reynosa y por ello mi pareja y yo nos quedamos a cargo. Hago limpieza en casas de día y mi pareja era velador, por ello es que las cuidaba por las mañanas ya que su escuela era turno vespertino".

"Me dijo una de las niñas que desde que tenía 8 años comenzaron las agresiones sexuales", precisó.

Los exámenes médicos determinaron la violación anal a una de ellas, en tanto que a la otra menor la obligaba a tener sexo oral.

Al responsable lo detuvieron en octubre del 2015. De entonces a la fecha su defensa ha realizado todo tipo de acciones para obtener su libertad.

Las menores presentan daño psicológico severo, una de ellas tiene comportamiento agresivo a pesar de las terapias y se realiza cortes en las manos y piernas con una navaja.

La mujer comentó que la preocupación obedece a que en este mes recibió un documento firmado por el Juez Cuarto de Primera Instancia en Materia Penal del Distrito Judicial en Torreón, Pedro Limón Hernández, con quien el inculpado dice tener parentesco pero no se ha podido comprobar.

A pesar de que las menores se encuentran recibiendo asistencia psicológica en el Centro de Justicia para la Mujer, donde los especialistas tienen documentado el grado de afectación, el Juez solicitó una nueva evaluación.

La abuela, su hija y las niñas son mujeres de escasos recursos y no pueden pagar un abogado, por lo que se mantienen con un defensor de oficio.

"A pesar de que existe una fecha para la evaluación psicológica a la que no nos oponemos, el psicólogo pide adelantar el procedimiento y sin que exista la presencia de la Pronnif".

"Lo que no queremos es que se enfrente las niñas con su agresor. Desde que nos enviaron el documento se encuentran muy intranquilas y nerviosas".

"Están muy mal y eso no es justo. Incluso este jueves acudió a mi domicilio el supuesto psicólogo Ricardo Mercado, para adelantar la diligencia", afirmó la abuela.

Los exámenes médicos determinaron la violación anal a una de ellas, en tanto que a la otra menor la obligaba a tener sexo oral.

Por su parte Julián Vázquez, encargado de la oficina de la Procuraduría para los Niños, Niñas y la Familia (Pronnif Laguna), no ha recibido notificación a pesar de que se le debe dar vista.

"Hasta con 48 horas de anticipación nos pueden avisar. Si las evaluaciones las van a realizar el próximo 13 y 14 de diciembre, deberían de estar avisándonos por ahí del 10 y como es día inhábil tiene que ser este viernes".

"El juez ordena una valoración psicológica de las menores a través de un perito técnico certificado. En esta valoración es sólo ir el día y a la hora programada y acompañados por nosotros", expuso.

Se pretende un careo constitucional para formular ciertos interrogatorios y aclarar hechos que la defensa argumenta. Sí es un derecho y el Juez debe darle entrada.

"Pero tratándose de niñas no es tan sencillo. La facultad de la Pronnif es estar presente en las revisiones psicológicas de las menores quienes no deben ser declaradas de nuevo ni participar en un careo, y se intervendrá".

JFR