Milenio Laguna celebra 97 años

El director general de Negocios, Juan Gramillo, destacó en su mensaje la integración de medios así como la presencia nacional. "Ahora el reto es seguir innovando", señaló.

Torreón, Coahuila

El diario Milenio Laguna antes la Opinión cumple 97 años y esta mañana se celebró con un desayuno para todos los trabajadores.

Durante la ceremonia se entregaron reconocimientos por más de 20 años a Jorge Rojas, Benjamín Trejo, Miguel Ángel Hernández y Juan Ostiguín.

Además se destacaron los 40 años de José Macías a quien le entregaron una motocicleta nueva, esfuerzo conjunto de la empresa con el sindicato.

Han pasado ya 97 años desde que en una sola hoja, don Rosendo Guerrero editó el primer ejemplar de La Opinión, siendo así el tercer periódico editado en el México contemporáneo, precedido solo por El Dictamen de Yucatán y El Universal, que también siguen vivos.

Uno de los grandes logros es que nos hemos sabido adaptar a los cambios que ha sufrido nuestra Comarca Lagunera: Juan Gramillo Director General de Negocios.

Era el 27 de septiembre de 1917 y el mundo era un lugar convulso. Europa estaba en los últimos estertores de la primera guerra mundial, solo superada en miseria por la segunda y México seguía envuelto en el conflicto de la Revolución Mexicana, también ya cercano a su fin.

En la introducción escrita por don Rosendo, comentó que por nada estuvieron a punto de no publicar pues como es sabido, el dinero es lo que mueve y no abundaba.

Pero la empresa que ya llevaba algo de camino en la ciudad de San Pedro, con un periódico llamado La Lucha, se logró finalmente y aquel sueño sigue en pie.

¿Cómo no estar de fiesta con este aniversario? Las páginas de La Opinión, hoy Milenio, han sido un reflejo excelente de lo que acontece, desde los gestos más triviales como la moda, hasta los problemas más crudos.

El crimen, el dolor, la muerte y las partes contrarias como la alegría, la bondad y la celebración de la vida, se han plasmado en esas páginas por el equipo que se integra desde los altos directivos, los muy tecnológicos chicos de Internet, hasta los humildes voceadores y desde luego, personal de limpieza que apoya con paciencia en nuestro lugar de trabajo.

Juan Gramillo, Director General de Negocios, destacó que somos herederos de una gran tradición periodística que Rosendo Guerrero dejó.

"Uno de los grandes logros es que nos hemos sabido adaptar a los cambios que ha sufrido nuestra Comarca Lagunera, nuestro Coahuila, nuestro Durango, nuestro país", destacó.

Otra fortaleza de este diario, es conformar parte de una cadena como Milenio, en donde hay 8,200 personas laborando en todas sus áreas y destacando como una plataforma informativa de gran audiencia.

Los retos, destacó Juan Gramillo, son fuertes, pero que en cuanto a la cuestión económica o financiera, es posible que sean vencidos.

"Pero cuando no se dan las condiciones adecuadas para trabajar por el flagelo de la inseguridad y la delincuencia, hemos estado a punto de doblar las manos, pero gracias a Dios, eso ha hecho historia y vamos ya con una visión más grande a través de todos nosotros", expresó.

Destacó en su mensaje la integración de medios así como la presencia nacional del Grupo Milenio. "Ahora el reto es seguir innovando", señaló.

Mientras tanto el reportero Luis Alatorre recordó la violencia vivida, pero se sigue de pie y firmes.

Marcela Moreno destacó que no se debe perder lo básico del periodismo, como el dato duro y la corroboración de la información.

Marcela Moreno, Directora Editorial y de Información comentó: "Significa mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho miedo de pronto, porque hemos vivido una serie de etapas en las que la Comarca Lagunera ha pasado por momentos de tranquilidad, pero también de violencia extrema".

Estos tiempos oscuros, dejaron enseñanzas, pero también una estela de miedo e incluso muertes por la labor de informar. Pero La Opinión sigue en pie.  

Muchas generaciones están detrás de esos 97 años que se dicen fáciles, pero que no lo son. La Opinión fue de los primeros periódicos que imprimió en offset, que tuvo secciones ya que eso no era común y cambió formatos como el tabloide que se usa ahora con el nombre de Milenio.

Sin embargo, destacó Marcela, no se debe perder lo básico del periodismo, como el dato duro y la corroboración de la información y que la tecnología no sustituye nunca un buen periodismo.

"Vienen proyectos editoriales que tienen que ver con ampliar los horizontes en el terreno de las coberturas, tratar de ligarnos más con la sociedad, un periodismo más social, menos ligado a las grandes decisiones de la política, pero sin dejar de ser un periódico político por que también nos dedicamos a eso". Su mensaje para los lectores: "gracias".

Desde 1917, nuestra casa, nuestra empresa periodística, ha pasado por una profunda transición que va desde la acogida a las nuevas libertades, hasta los avances tecnológicos más modernos que permiten a los reporteros de oficio y corazón, brindar de forma inmediata la información que en estos tiempos sin dudas es vital.

Gracias por recorrer este grato camino con nosotros, lo invitamos a seguir acompañándonos construyendo la historia.