Migrantes siguen muriendo por desconocer el río Bravo

No se percatan de las fuertes corrientes, el delegado local del Instituto Nacional de Migración en Piedras Negras, informó que aparte cargan mochilas pesadas que les dificulta aún más cruzar.
Desde el mes pasado se han rescatado decenas de migrantes que son atrapados por el afluente.
Desde el mes pasado se han rescatado decenas de migrantes que son atrapados por el afluente. (Manuel Guadarrama)

Piedras Negras, Coahuila

El río Bravo sigue cobrando vidas de migrantes, porque desconocen las condiciones del afluente y las fuertes corrientes que se originan en lo profundo.

Rafael Fortunato Rodríguez Charúa, delegado local del Instituto Nacional de Migración en Piedras Negras, recordó que esta semana encontraron el cuerpo sin vida de un connacional que fue arrastrado por el caudal cuando intentaba cruzar de ilegal hacia Estados Unidos.

“En el caso de los migrantes sabemos que no conocen el río Bravo, ya que se pudo constatar que llevaban cargando mochilas con un peso de 15 a 20 kilos donde traían agua, latería, ropa y más, lo que dificultó cruzar el río, pero los locales saben que no pueden introducirse al afluente y menos si están bebiendo” indicó.

En este sentido el Grupo Beta realiza rondines constantes de vigilancia y apoyo para orientar a los migrantes, ya que si el INM realiza operativos, las persona suelen correr o introducirse al río aumentado así el peligro de un accidente.

“Por ello se envía al Grupo Beta, que no asegura a los migrantes en el caso de extranjero, sino que  los ayuda y orienta, les hacen ver el riesgo que implica cruzar el río y la corriente que lleva por abajo”, aseguró Rodríguez Charúa.

Desde el mes pasado se han rescatado decenas de migrantes que son atrapados por el afluente, al menos dos centroamericanos han fallecido en su intento por cruzarlo.