Piden alto a la militarización en la frontera

Manifestantes, encabezados por John Michael Torres, coordinador de la organización no gubernamental, La Unión del Pueblo Entero, se expresaron ante la crisis humanitaria que se está viviendo.
El numeroso grupo de personas recorrió 7 estados de la unión americana, hasta llegar a Reynosa.
El numeroso grupo de personas recorrió 7 estados de la unión americana, hasta llegar a Reynosa. (Verónica Cruz)

Reynosa

Con el objetivo de luchar en contra de las políticas internas de Migración de los gobiernos Mexicano y de Estados Unidos y en apoyo a los niños migrantes, la organización no gubernamental, La Unión del Pueblo Entero (LUPE) y varias instituciones más, procedentes de Nueva York, recorrieron 7 estados de la unión americana, hasta llegar a Reynosa para realizar una manifestación pacífica en la cruz del migrante

Un grupo numeroso de personas, encabezados por John Michael Torres, coordinador de comunicación de LUPE, se expresaron ante la crisis humanitaria que está viviendo el migrante procedente de Sudamérica, tras el reforzamiento de la militarización en la frontera.

"Encontramos una situación muy grave que gente en el interior del país no conoce, por esta situación que está pasando en la frontera la idea era traer gente del interior del país (E.U), para hablar de la importancia, para saber lo que está pasando, la importancia de no responder a una emergencia humanitaria, esto tras que el gobierno de Obama, reforzara la militarización en esta frontera ", señaló.

Michael Torres añadió que el recurso que va destinado a la ayuda educativa de los niños migrantes, está siendo desviado y utilizado para la reforzar la guardia militar con México. "Se tergiversan los fondos que deben ser utilizados para la educación pues están siendo utilizados para militarizar la frontera, para abusos policiacos y no solo en México, sino en Estados Unidos, por eso realizamos esta caravana de solidaridad", concluyó.

Cabe mencionar que la UNT Campus Reynosa, coadyuvando con estas acciones facilitó sus instalaciones a los Pastores por la Paz y la Organización LUPE para unirse a la petición de que los estudiantes normalistas de Guerrero aparezcan vivos tal y como se los llevaron.