En México mueren 160 mujeres por cada 100 mil embarazos: IMSS

La realización del eco obstétrico disminuye riesgos de morbilidad y mortalidad materno fetal.

Guadalajara

El hacer uso del control prenatal en general como parte del cuidado del embarazo y donde el ultrasonido es parte del mismo, está comprobado que la morbilidad y mortalidad de una madre y un bebé disminuye, indicó el director de la Unidad de Medicina Familiar número 88 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Juan Ignacio Godínez Morales.

El también experto en ecosonografía obstétrica indicó que la mejor etapa para realizar un ultrasonido es el primer trimestre, ya que “es cuando las medidas anatómicas del feto, como longitud y cráneo-caudal, son muy precisas para determinar la edad gestional con un mínimo margen de error”.

Un segundo eco, dijo, estaría indicado entre el segundo y tercer trimestre de gestación, asimismo desmintió que la realización de este estudio implique un riesgo para el producto, puesto que no implica la utilización de algún tipo de radiación.

Entre los riesgos que pueden identificarse mediante el ecosonograma y algunos de ellos -solucionarse- figuran malformaciones congénitas, variedades de posición del feto, alteraciones del líquido amniótico, trastornos del crecimiento, así como algunas anomalías anatómicas en el útero, miomas, hematomas, además de afectaciones en ovarios y vejiga y otras irregularidades en la placenta como inmadurez, desprendimiento o inserción anómala.

Godínez Morales señaló que la Organización Mundial de la Salud (OMS), hace referencia a que diariamente mueren de 800 a mil mujeres embarazadas a nivel mundial, y está comprobado que en países que han mejorado su atención prenatal han disminuido dramáticamente esta cifra. “Estamos hablando que en un país en vías de desarrollo como México, se tienen 160 muertes por cada 100 mil embarazadas y en un país desarrollado disminuye a 15 mujeres por cada 100 mil.”

Para finalizar, enfatizó en la importancia de que la mujer embarazada acuda a sus citas de control prenatal,  a sus estudios de ultrasonido y otros complementarios como los laboratorios. “Los ultrasonidos no solo sirven para detectar el sexo del feto, sino también para asegurar las condiciones de vida y salud tanto de la progenitora como del ó los bebés”, finalizó.