México duplicará en 30 años su consumo actual de energéticos

Con la conferencia “Consumo y uso de la energía en los edificios de México” mostró casos claros de éxito donde se ha podido bajar el consumo de energías no renovables
La mayor parte se destina al transporte público y privado, dijo.
La mayor parte se destina al transporte público y privado, dijo. (Tania Contreras)

Toluca

México está reprobado en sustentabilidad. Al menos 93 por ciento de la energía que consume proviene de fuentes no renovables cuando el promedio mundial es de 70 por ciento, afirmó David Morillan, del Instituto de Ingeniería de la UNAM.

Durante su participación en la 47 Semana de la “Ingeniería, motor de la innovación”, señaló que hay pocos esfuerzos realmente sustentables y otros tantos que solo son una “pantalla” pero a duras penas se pueden considerar siquiera como eficiencia, lo cual difiere de la sustentabilidad.

Ante alumnos de la Facultad de Ingeniería, advirtió que a este paso, en solo 36 años México va a duplicar su consumo actual y depender más del extranjero, lo cual no solo será costoso sino riesgoso porque los recursos se agotan.

Con la conferencia “Consumo y uso de la energía en los edificios de México” mostró casos claros de éxito donde se ha podido bajar el consumo de energías no renovables a través de la innovación en el diseño, buenos hábitos de consumo, inversión en áreas prioritarias y aprovechamiento de  potencialidades.

El integrante del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), subrayó que la eficiencia en el consumo en México es de apenas 3 por ciento, lo cual es muy bajo y no alcanza a ser considerado como sustentabilidad.

Con un amplio contexto a nivel mundial, nacional y regional, mostró que no resulta tan fácil comparar los consumos de combustible de uno u otro lugar sin observar su contexto, clima, nivel económico, cultura-hábitos, estilo de vida, entre otros factores que englobó en los rubros económico y climático.

A nivel mundial, más de 70 por ciento del consumo de combustibles es de fuentes no renovables: 43 por ciento de petróleo, 16 por ciento  de gas y 10 por ciento carbono. Al menos 28 por ciento de éste es destinado a la industria, 23 por ciento al transporte y 24 por ciento a la vivienda.

En México las cifras varían. Solo 6.9 por ciento son renovables, el resto es petróleo, gas carbono. Del total de consumo, 49 por ciento se destina al transporte, ya sea particular o público, 28 por ciento a la industria, 20 por ciento a comercial, público y habitacional, y solo 3 por ciento al agro.

De la cifra destinada a residencial, comercial y pública, 20 por ciento es en edificios, donde el expositor se encargó de hacer mediciones, comparaciones y propuestas para bajar el consumo de no renovables.

De los edificios 83 por ciento son viviendas, 14 por ciento comercios y  3 por ciento infraestructura pública. El principal consumo es gas en 40 por ciento, seguido de electricidad con 27 por ciento y leña 28 por ciento.

Dentro de las viviendas, 52 por ciento del combustible se destina a la cocina, 20 por ciento a calentar el agua y19 por ciento a iluminación y aparatos. Dentro de estos últimos, los que más energía consumen son los refrigeradores con 37 por ciento y la televisión 24 por ciento.

El promedio de consumo de mega wats por hora anual a nivel nacional es de 2.39, en Oaxaca de 0.89, 2.22 en Monterrey y 4.8 en Mexicali. Esto, dijo, no quiere decir que sean más sustentables en Oaxaca, todo tiene una lógica y es el uso de ventiladores  y refrigeradores en el norte.