México Evalúa dice que no se puede medir el Pronapred

Sandra Ley, una de sus representantes, explica que algunas razones son porque no se tiene claro la justificación de las demarcaciones y se carece de un seguimiento a los beneficiados.
Uno de los proveedores es la asociación CEDAT que promueve talleres de todo tipo, hasta de video.
Uno de los proveedores es la asociación CEDAT que promueve talleres de todo tipo, hasta de video. (Cortesía)

Guadalajara

El centro de pensamiento y análisis de políticas públicas, México Evalúa realizó monitoreos del Programa Nacional de Prevención al Delito (Pronapred) en los dos años que ha operado. Liliana Chapa y Sandra Ley elaboraron el documento que presenta las principales problemáticas relacionadas a la aplicación genérica de acciones, la falta de seguimiento a los casos y la falta de un protocolo entre instituciones. Afirman que es imposible pensar en resultados sin tener un padrón de beneficiarios blindado para no ser utilizado en elecciones y un comité local que apruebe las acciones a implementar.

El dato es importante cuando se considera que, de 2013 a 2014, en Jalisco se han destinado poco más de 182 mdp, para que sean ejercidos por los ayuntamientos de Guadalajara, Tonalá, Tlaquepaque, Zapopan, Tlajomulco y El Salto y que ninguno de ellos rinda cuentas claras del destino de estos recursos. Más aún, tal y como este medio publicó ayer, los directores de las policías municipales ignoran en qué consiste el programa.

A través de un documento México Evalúa señala que para el caso del Pronapred primero se realizan acciones y después se justifican por ello. “Resulta aventurado afirmar  para cuándo vamos a ver resultados porque no vamos a ver que una acción del Pronapred le pegue a la tasa de incidencia delictiva cuando hay muchas otras cosas que están sucediendo en los polígonos en donde se realizan dichas actividades, en donde también suceden otros movimientos de la sociedad civil. Además no sabemos la permanencia del Pronapred a largo plazo y aún más difícil va a ser saber qué impacto tiene cuando no hay un seguimiento a los beneficiarios”, dijo en entrevista para MILENIO JALISCO Sandra Ley.

Ley explica que aplicaron estudios a los ejercicios 2013 y 2014 e hicieron un comparativo de los diagnósticos realizados por quienes implementaron el programa. En el primero había una generalidad y no decían gran cosa pero el segundo año se mostró mejor calidad en los esquemas y estructuras en cuanto a las demarcaciones de los polígonos, de tal forma que se podría decir que mejoraron en la forma de esclarecer algunos detalles pero, aún así prevalece el problema de que los indicadores son genéricos y no ayudan a detectar las raíces de la delincuencia para poder erradicarla.

De acuerdo con la investigadora, el corazón del documento que ellos produjeron  es aclarar los tópicos de más de las cinco mil acciones que se realizaron y que la mayoría se enfocan en dar atención al individuo con talleres diversos, uno de ellos, por ejemplo, enfocado a detener el bullying, o bien, actividades artísticas como conciertos e integración de orquestas musicales juveniles, o actividades deportivas. Otra parte se engloban en la rehabilitación de espacios públicos, y en todos los casos la carencia de diagnósticos especializados, seguimiento y apropiación de la comunidad pone en riesgo la efectividad del programa.

“Si hubiera un diagnóstico que sustente el proceso de identificación del porqué el espacio es inseguro y qué se necesita para atenderlo todo sería más claro. No todos los espacios inseguros se pueden resolver con plantas, árboles y luces, hay diferentes tipos de intervención, ni todas las acciones temáticas se realizan repartiendo volantes. Una preocupación mayor que tenemos es que no sabemos por qué se opera en Mérida, Yucatán y no en Matamoros, Tamaulipas. ¿Por qué se está interviniendo en un lugar y no en otro? Eso no está suficientemente claro”, comenta.

Proveedores de dudosa procedencia y recomendaciones para esclarecer operación del Pronapred

Sandra Ley señala como un gran problema de la operación el requisito de que los proveedores cuenten con una fianza de dos millones de pesos, o por lo menos eso pudo constatar en la ciudad de Monterrey donde algunos que podían solventar este requisito intentaron entrar como expertos. “Entonces participa gente que no tiene nada de experiencia en esto, pero cuenta con el dinero y se adjudican las contrataciones y se pierde el control de lo que está pasando”.

De ahí que México Evalúa aconseja que se debe establecer un protocolo de coordinación entre los tres órdenes de gobierno para generar la información y habilidades para atender sus poblaciones pero además colegiado con un grupo de académicos y sociedad civil “que puedan retroalimentar el proceso y el Pronapred se beneficiaría bastante para que se puedan definir y transparentar los procesos en cada localidad porque ahora hay mucho que parecen ocurrencias y buenas intenciones y que se aplican en todos los polígonos a pesar de que son diferentes las necesidades de las demarcaciones”.

Pronapred Nacional

5% de las acciones son en espacios públicos y se les dedica 13.5 % que equivale a 334 mdp

El 36% de esas acciones al parecer, están justificadas y al parecer, según los reportes entregados sí hubo trabajo con la comunidad

66% corresponden a colocación de plantas de ornato y rehabilitación

En total, el Pronapred enfoca 33% de sus acciones a los jóvenes

4% de sus iniciativas se realiza en centros penitenciarios