Cancela Estado domingos de Metro gratis

Se empezará a pagar desde el próximo fin de semana, ya que el gobernador considera que seguir con la gratuidad del servicio lo llevará a la quiebra.
Primera reunión de gabinete estatal del 2016.
Primera reunión de gabinete estatal de 2016. (Carlos Rangel)

Monterrey

Descartando que desde antier hayan dado órdenes para cobrar la entrada, Jaime Rodríguez Calderón, gobernador de Nuevo León, anunció que los domingos gratis en el Metro llegaron a su fin.

Posterior a su primera reunión de Gabinete este lunes, el mandatario estatal dijo que el motivo principal de retirar la gratuidad del servicio radica en las malas condiciones financieras que tienen en Metrorrey y la manutención que las instalaciones y equipo necesitan.

"En el Metro, definitivamente no podemos continuar con el domingo gratuito, continuar con el domingo gratuito es quebrar el Metro", refirió el gobernador.

Luego de que MILENIO Monterrey diera a conocer que desde este domingo ya había estaciones en las que quitaron los anuncios de los domingos gratis, el titular del Ejecutivo estatal respondió que verán la posibilidad de remunerar a quienes pagaron a partir de ayer, ya que, aseguró, el cobro empezará a partir del domingo venidero.

Rodríguez Calderón señaló que los domingos gratis se hicieron con fines electorales.

"Sé que mucha gente va a decirme que eso era mal, pero la verdad es que el domingo gratuito le genera al Metro, no al Gobierno, una ineficiencia en la operación y yo le quiero pedir a los ciudadanos comprendan esta situación".

Ya en entrevista posterior, Jorge Arrambide Garza, director de Metrorrey, precisó que dejan de percibir cerca de 50 millones de pesos al año por la gratuidad del servicio.

Al respecto, el funcionario estatal detalló que a diario 350 mil ciudadanos utilizan el Metro, lo que en pasajes deriva los 500 mil, mientras tanto, los domingos agregó, se dan 400 mil pasajes.

Asimismo resaltó que actualmente el Metro trabaja con un déficit del 40 por ciento en sus gastos anuales.

Jorge Arrambide dejó la puerta abierta a que algún particular invierta en el servicio de Metrorrey, situación que vio muy difícil al no tener utilidades por la quiebra que presenta y no habría ganancia por el momento.

Concluyó que se requieren para el año entrante mil 300 millones de pesos, de los cuales 300 van a ser para la operación de los pagos en los domingos y los mil para mantenimiento y cambio de sujetadores de vía, una renovación tecnológica y dar un enganche para 20 vehículos nuevos que se requieren.

En este mismo tema del transporte, el Gobierno del Estado descartó que por el momento haya un incremento tanto en las tarifas de las rutas camioneras, así como en las del Metro.