Método Hoffman: fomenta independencia del anciano

Con un cambio de enfoque terapéutico es posible recuperar capacidades perdidas a consecuencia de la edad, sostiene su creadora Catalina Hoffman
La finalidad del Método Hoffman es que el adulto mayor mantenga su independencia el máximo tiempo, teniendo como centro de partida al cerebro
La finalidad del Método Hoffman es que el adulto mayor mantenga su independencia el máximo tiempo, teniendo como centro de partida al cerebro (Especial)

Guadalajara

Sucedió hace algunos años en España, uno de los países europeos con la red de servicios más amplia para los adultos mayores. Catalina Hoffman miró con estupor lo que pensó veía cualquiera: que en los centros especiales para las personas de la tercera edad, lo que hacían con la gente mayor era: “Nada. Era entretener, sentar a ver la TV, a pintar un2+2 y tenías a ingenieros, como un señor que me impactó muchísimo experto en telecomunicaciones, que le estaban poniendo a hacer sumas y restas. Y el señor estaba bien de sus facultades. Me dijo ‘creen que estoy tonto y yo estoy perfectamente’ y le respondí tiene usted toda la razón. Eso causó un impacto muy grande en mí”, narra.

Así, con tan sólo 26 años Catalina se abocó a investigar, estudiar, ya probar otras técnicas con sus pacientes, dando lugar a lo que hoy se conoce como “método Hoffmann”, una alternativa de atención terapéutica e integral para los adultos mayores, creada y patentada en España por esta especialista en estimulación cognitiva, quien abundó sobre la misma en charla con MILENIO JALISCO.

“La metodología está ahora mismo catalogada como una especialización en el adulto mayor”, apuntó. De inicio se hace un análisis completo de la persona en todas las áreas profesionales involucradas y a partir de esa valoración se aplican las terapias físicas y técnicas cognitivas específicas.

El principal objetivo del Método Hoffmann es mantener la independencia del adulto mayor durante el máximo tiempo posible, y se enfoca en su rehabilitación, teniendo como centro de partida al cerebro.“El cerebro del adulto mayor es capaz de reaprender, es decir, quela neuroplasticidad cerebral que tanto conocemos en los niños pequeños-es espectacular ver cómo aprenden sin que ni siquiera les enseñen- en el adulto mayor con técnicas, con ejercicios físicos, cognitivos y neuropsicológicos, podemos hacer que ese cerebro reaprenda”, explicó.

De esta manera, la especialista aseguró que es posible recuperar capacidades perdidas a consecuencia de la edad, o de padecimientos tan fatales como el Alzheimer, la enfermedad cerebro vascular, artritis, diabetes o el mal de Parkinson, entre otras.

Catalina Hoffman comentó que lo habitual es centrarse en el estado físico, el ejercicio y la alimentación, y se olvida el entrenamiento cognitivo.

“El estado de ánimo y el entorno del adulto mayor, son los pilares más importantes. Cuando entrenamos a los equipos de profesionales, los enseño a que cambien completamente el foco”, precisó.

Estos equipos existen en los centros de día, hospitales y residencias para mayores de España, y están integrados por fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, neuropsicólogos y médicos, pero Hoffman advirtió que carecían de una formación especializada en el adulto mayor.

“Tendemos muchísimo a clasificar al adulto mayor por la edad, entonces ya si tiene una patología y encima tiene ya cierta edad, decimos ya ni modo. Y ni siquiera se les toma en cuenta. Yo quise enseñar lo contrario uno: que se podía trabajar en equipo, es decir, que si realmente queríamos conseguir un objetivo, todo el equipo de profesionales tenía que estar alineado, trabajar de igual a igual, los médicos con los enfermeros, con los fisioterapeutas, con los terapeutas ocupacionales, con los psicólogos, y para eso había que dar una formación… y dos: que todos estuvieran hablando el mismo lenguaje”.

La entrevistada añadió que bajo este método el seguimiento es exhaustivo. El equipo de profesionales se reúne, analiza y valora la evolución de los adultos mayores y genera un informe con el fin de mantener conectada y comunicada a la familia. A veces, dijo, se debe dar más apoyo a los familiares que al propio adulto mayor. Otro fin es hacer la coordinación sanitaria para que los diferentes especialistas que atienden al adulto mayor (cardiólogo, traumatólogo, neurólogo, etcétera) no prescriban su tratamiento de forma aislada–pasa a menudo- sino en base a toda la medicación que requiere.

“Lo que estamos consiguiendo es una conexión espectacular, porque uno va a su doctor cada 6meses o cada año. Aquí los informes se están haciendo mensuales, trimestrales o semestrales. Y los primeros resultados, se dan a los seis meses”, afirmó, logrando revertir la falta de movilidad de un miembro o la incontinencia urinaria, entre otros problemas.

En 2004, Catalina abrió el primer centro de día en Madrid que emplea su método. Hoy cuentan veinte centros en España, y su método lo ha aplicado en hospitales, servicios geriátricos, residencias de personas mayores e incluso en universidades. También se utiliza en Alemania, Polonia, Estados Unidos y Brasil. En México se pretende abrir el primer espacio con este enfoque de atención en2015 en Guadalajara. “Y el proyecto está para que existan unos veinte en todo el país” en los próximos años. Y para que muchos adultos mayores puedan ser tomados en cuenta y tratados como personasen cualquier etapa de la vejez.

CLAVES

Enfoque terapéutico

*El Método Hoffmann es un modelo terapéutico innovador, registrado como Obra Científica de la Propiedad Intelectual en España

*Fue creado por la especialista en estimulación cognitiva, Catalina Hoffmann

*Emplea diversas modalidades terapéuticas, que van desde la fisioterapia hasta la rehabilitación neuropsicológica

*Su principal objetivo es mantener la independencia del adulto mayor durante el máximo tiempo posible

*Su atención parte del cerebro, el estado emocional y el entorno del adulto mayor

*Requiere de una valoración integral, un test y estudios clínicos, que se evalúan periódicamente por un equipo multidisciplinario

*Permite recuperar capacidades perdidas por edad o enfermedades de alto impacto como los accidentes cardiovasculares, derrame cerebral, demencias del tipo Alzheimer y depresión

Fuente: Dra. Catalina Hoffman