Meterse debajo de una mesa en caso de sismo ya no es recomendable

Hay algunos consejos de protección en caso de desastre que han cambiado para adaptarse a las condiciones actuales de las construcciones y el mobiliario

Tijuana

La principal recomendación durante un sismo será siempre mantener la calma; después, hay algunos consejos que han cambiado para adaptarse a las condiciones actuales de las construcciones y el mobiliario.

En entrevista para Milenio Radio, el director de Rescate Tijuana, Heliodoro Jiménez Rivera, puntualizó algunas medidas.

"No pienses en otra cosa en ese momento más que la autoprotección, piensa qué te puede caer, voltea, bájate; no te puedo recomendar que te metas debajo de la mesa porque las mesas ahora son muy frágiles. En las escuelas antes les recomendábamos abajo de los mesabancos, ya no caben los niños en los mesabancos. (Ahora se recomienda) ponerse a un lado; si estás dormido, ruédate a un lado de tu cama, ahí quédate a un lado de la cama. Si estás en un segundo piso quédate ahí porque la escalera es lo primero que puede fracturarse", expuso.

Y después del sismo, en el llamado momento de recuperación: "viene todo lo que debemos hacer después de (el sismo), ponernos a salvo fuera, en un punto de reunión y quedarnos afuera hasta recibir instrucciones", explicó.

También dijo que una familia puede reunirse en su carro, donde también podría tener un botiquín, una linterna y un radio, mientras que la provisión de agua y alimentos podría estar en casa y debería ser suficiente para casi una semana.

"Debemos de pensar en el alimento que debemos de tener y el agua. Yo les recomiendo que sean 2 litros por persona diarios y que acumulen para 6 días mínimo. Entonces si tienen 6 días, 2 litros de agua para cada uno de estos familiares van a tener asegurados 6 días de abastecimiento de agua", subrayó.

"También piensen en los alimentos, mínimo 6 días. ¿Por qué 6? Bueno, si la situación es muy grave, en 6 días estaríamos teniendo respuesta internacional; la nacional llega en 2, 3 días", agregó.

Entre otros consejos, recordó tener a la mano las medicinas que necesita la familia, y establecer una fecha clave para renovar los alimentos de su reserva, por ejemplo, el 19 de septiembre de cada año.