Peñoles reconoce nuevos casos de niños con plomo

Leopoldo López Rodríguez, subdirector de Vinculación de la metalúrgica, aseguró que los altos niveles no pueden ser imputados a operaciones o procesos de compañía.
Met Mex Peñoles desde hace algún tiempo, es considerada una Empresa Socialmente Responsable.
Met Mex Peñoles desde hace algún tiempo, es considerada una Empresa Socialmente Responsable. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

La empresa Peñoles reconoció el surgimiento de nuevos casos de niños con plomo en la sangre, sin embargo, Leopoldo López Rodríguez, subdirector de Vinculación de la metalúrgica, aseguró que los altos niveles no pueden ser imputados a operaciones o procesos de compañía.

Cuestionado en torno a la labor de responsabilidad social que emprende la empresa con la comunidad, se le preguntó el trabajo realizado luego de la situación que vivió en 1998 en que se detectaron miles de casos de niños con altos niveles de plomo en la sangre, señaló que tras 17 años de trabajo en este momento la contingencia se encuentra en fase de control.

“Seguimos sin bajar la guardia, cumpliendo con los protocolos que las autoridades no han marcado. Se tiene la Unidad de Salud Ambiental, donde seguimos atendiendo a quienes así lo solicitan”, dijo.

“El aire o las emisiones que existen en torno a la planta, están por abajo de los límites permisibles por las normas”.

Recordó que los incidentes que les tocó vivir en 1999, han sido superados, ya que más del 35% de los equipos en planta están orientados a evitar de manera precisa cualquier tipo de contingencia.

No obstante, reconoció que en la actualidad se tienen detectados dos casos de menores con un nivel de exposición elevado a plomo.

Al respecto, López Rodríguez aseguró que “estos casos se han detectado, pero no están relacionados con nuestras operaciones”.

“La idea es que se transite hacia un Peñoles Verde, comprometido y que la comunidad vea que como empresa aprende y si tiene algo que corregir lo hará”, sentenció.

Al preguntársele sobre si el aire que se respira en torno a la empresa es limpio, dijo: “El aire o las emisiones que existen en torno a la planta, están por abajo de los límites permisibles por las normas”.

Indicó que se posee un sistema de monitoreo y control ambiental que nos permite tener la certeza de que las operaciones que tenemos están en absoluto control.

“No hay que desconocer lo que la percepción nos dice. Y si huele mal, puede ser cierto, pero no necesariamente puede ser imputable a nuestras operaciones”, finalizó.