Repuntan ventas de frituras y dulces en Abastos

El Mercado de Gómez Palacio, uno de los más antigüos de Durango, presentó un incremento en la afluencia de clientes, pues el calor permite a los ciudadanos andar por la calle y cumplir sus antojos.
El Mercado de Abastos de Gómez Palacio registró un incremento en las ventas de frituras y dulces durante el fin de semana.
El Mercado de Abastos de Gómez Palacio registró un incremento en las ventas de frituras y dulces durante el fin de semana. (Lilia Ovalle)

Gómez Palacio, Durango

Porque inician las clases y el calor también obliga a las personas a salir de sus hogares durante las tardes, las ventas de frituras y dulces repuntaron en el Mercado de Abastos.

Entre pasillos y andadores saturados de clientes, el mercado de Abastos de Gómez Palacio, considerado el más grande y antiguo de Durango, mantuvo durante el fin de semana pasado una afluencia de visitantes que a la vista de los marchantes, fue exitosa gracias a que los muchachos regresan a la escuela.

"Sí tenemos buena venta porque el calor hace que la gente se salga de sus casas, entonces se van a las plazas y allí es donde o ponen un negocito o compran el durito y el agua".

Sergio, empleado de una de las dulcerías más grandes y antiguas del lugar, dijo que las ventas de frituras y golosinas reportan un incremento al iniciar la primavera y el verano, ya que los vendedores ambulantes se surten para ir con sus triciclos a vender afuera de las escuelas y los changarritos caseros proliferan.

Dijo Sergio que en invierno la venta se mantiene pero varía el consumo de productos. Así la confitería y los bolos se venden como pan caliente, y la fritura se mantiene.

"Las ventas repuntan en octubre y diciembre por las fiestas de los aniversarios de los ejidos y también por las posadas navideñas y las fiestas. La gente siempre querrá un dulce", precisó.

En el paisaje del mercado es común ver a los trabajadores haciendo los chicharrones de maíz y las palomitas, en tanto que los clientes prueba y compran de todo, frituras torcidas, cheetos gigantes de color naranja y verde, y palomitas de maíz con caramelo.