Va a menos la tradición de levantar al niño Dios

Para el 6 de enero o el día 2 de febrero, día de la Candelaria, el tradicional rosario se lleva a cabo. Aunque según las vendedoras de ropones, esta costumbre se ha reducido con el tiempo. 
La venta de ropones para niños Dios presenta un decremento del 20% en el mercado Juárez de Torreón.
La venta de ropones para niños Dios presenta un decremento del 20% en el mercado Juárez de Torreón. (Haide Ambriz Padilla)

Torreón, Coahuila

Siguiendo con la tradición católica de acostar y levantar al niño Dios, el día 6 de enero o el día de la Candelaria, se levanta el niño Jesús, se realiza el tradicional rosario, se viste y se sienta.

Para realizar este ritual se requiere vestir al niño Dios con un nuevo atuendo, de ahí que las tiendas especializadas en confeccionar ropa incrementen sus ventas en vísperas de estas fechas.

En la ciudad de Torreón hay varios comercios dedicados a vestir al niño Dios y se encuentran en el mercado Juárez.

"Los laguneros buscan el tradicional ropón para vestir al niño Dios, el cual consta de calzón, fondo, vestido, gorro y zapatos. Entre más elaborado sea el diseño el costo es más caro".

María Leticia Martínez Barraza, de creaciones y detalles Susy, explicó que la moda entre los laguneros es vestir a los niños Dios de ángeles y arcángeles, seguido de la topa representativa de San Judas Tadeo, el Divino Niño y el Santo Niño de Atocha.

Los niños Dios son de 10 centímetros hasta de 50 centímetros, para vestirlos se les designa talla, según su tamaño.

Mientras Martha Elisa Martínez de la tienda San Michel, reconoce que las ventas han disminuido en un 20%, aunque hay familias que mantienen viva la tradición de acostar y levantar al niño Dios.

"Nos han llegado personas foráneas, que vienen de otros Estados buscando los ropones para su niños Dios".

Dijo que los ángeles son la tendencia este 2016, seguido de los santos, donde señaló que San Judas Tadeo es el más buscado. Luego por el Divino Niño, Santo Niño de Atocha y aseguró que muchos laguneros buscan el traje de San Benito.

Los precios oscilan de 70 hasta 250 pesos los más elaborados o grandes. Las sillas para sentar al niño Dios una vez que está vestido, se puede encontrar desde 10 hasta 150 pesos.