Realizarán revisiones semanales en Mercado Alianza

De 24 que fueron cerrados sólo dos han reabierto, informó Inspección y Verificación de Torreón. Además esta semana comenzaron también con un operativo en rosticerías.
Mercado Alianza de Torreón.
Mercado Alianza de Torreón. (Miguel Ángel González Jiménez)

Torreón, Coahuila

Derivado de las clausuras hace dos semanas, Inspección y Verificación proyecta operativos de revisión cada semana el Mercado Alianza. Hace unos días fueron cerrados 24 negocios y únicamente dos han reabierto.

"Son 22 los que siguen cerrados y están abandonados, pero la idea es que los abran. No hay un plazo para reapertura, pero ellos tienen que venir a hacer un convenio con nosotros de limpieza y de decirnos de una vez el producto que van a vender", explicó Sergio Ayala Velázquez.

Tienen un padrón estimado de 70 establecimientos de esa naturaleza, sin embargo también piensan revisar otros comercios grandes y supermercados donde venden ese tipo de comida.

El titular de Inspección y Verificación indicó que cuando un propietario busca reabrir su negocio, debe establecer un convenio en el que se comprometa a cumplir ciertos lineamientos.

"La idea es que la gente que se compromete cumpla y si no lo hacen vamos a poner otras sanciones que pueden ir desde los 3 mil 552 pesos por condiciones insalubres", expuso.

Refirió que Plazas y Mercados mantienen guardias permanentes en el mercado para vigilar aspectos en cuanto a delimitar el área de acción de cada comercio y ellos realizarán una revisión semanal.

Ayala Velázquez dijo que esta semana comenzaron también con un operativo dirigido a los establecimientos que comercializan pollo asado o rostizado.

"Iniciamos un operativo con las rosticerías y va una clausurada en la colonia Jacarandas y una más a las afueras del Mercado Abastos por no contar con sus documentos en cuanto a control de salud".

Explicó que tienen un padrón estimado de 70 establecimientos de esa naturaleza, sin embargo también piensan revisar otros comercios grandes y supermercados donde venden ese tipo de comida.

"Creo que a final de semana vamos a tener resultados muy alarmantes, porque esta gente está acostumbrada a trabajar sin muchas condiciones de seguridad", declaró.

Y finalizó: "nos vamos a meter a los establecimientos grandes, es decir, donde haya pollo vamos a meternos".