Mercado Corona no necesita parches, sino soluciones: alcalde

El presidente municipal interino dijo que en la última semana de julio se revelará si hubo irregularidades por parte de la empresa constructora.
Preocupa a oposición la posibilidad de que existan afectaciones secundarias en zonas aledañas al inmueble.
Preocupa a oposición la posibilidad de que existan afectaciones secundarias en zonas aledañas al inmueble. (Cortesía)

Guadalajara

La medida tomada por el grupo Afronta para ocultar las filtraciones de agua en el cuarto nivel del sótano del Mercado Corona, no convencen del todo a la administración tapatía. El alcalde interino, Marco Valerio Pérez, señaló que el problema no se resuelve de fondo, en tanto que el presidente de la comisión edilicia de protección civil se dijo preocupado por posibles problemas futuros en zonas aledañas al mercado.

La construcción de un piso falso en el sótano más profundo del Corona, medida que parece haber tomado la constructora responsable de la edificación del nuevo mercado, “formalmente no” resuelve el problema de filtraciones de agua generadas por una falla técnica que comenzó al inicio de la obra cuando colocó la tabla estaca, que es la estructura que rodea al mercado, señaló el presidente municipal interino.

Marco Pérez consideró que “no son parches sino soluciones de fondo lo que deben de cumplimentar” y en ese sentido la constructora tiene que informar la ruta que sigan y que “a final del día va en menoscabo de ellos mismos, porque si no pueden utilizar un piso que es su concesión, va en contra de ellos”.

El también coordinador de la fracción de Movimiento Ciudadano en el Pleno de Guadalajara, explicó en entrevista para MILENIO RADIO, que la auditoría que se desarrolla a la obra les indicará “lo que hay que corregir y se tiene que resolver ahí, también las fianzas que se deban aplicar si así corresponde, o ya sea que existan sanciones o en su caso que los obliguemos a solucionar los temas”, y abundó en que esta auditoría concluirá la última semana de julio, tiempo en que se revelarán con certeza las irregularidades del edificio.

Por su parte, el regidor y presidente de la Comisión Edilicia de Protección Civil, Salvador de la Cruz, consideró que no ha habido claridad sobre el tema de las filtraciones de agua ni las posibles repercusiones que éstas puedan generar, pues aunque el grupo Afronta indicó tener los estudios que avalan la intervención que realizan, “nadie ha visto esos documentos”.

El regidor formó parte de los funcionarios que realizaron un recorrido por el estacionamiento el pasado 5 de marzo, y que tras ver la cantidad de agua que aún había en el sótano “menos cuatro”, abordó a los representantes de la empresa y “a pregunta concreta de qué iba a pasar con las filtraciones, ellos nos dijeron que en el mercado creían que no van a haber afectaciones”.

Agregó que en caso de que las palabras de los constructores fueran ciertas, la incertidumbre se traslada a los alrededores del mercado, “es donde están las dudas, ¿dónde están los estudios? y cuáles son las repercusiones. No sabemos a dónde va a rebotar el impacto del cauce del agua”.

Durante la última semana del presente mes, el gobierno municipal tendrá en sus manos la auditoría realizada a la obra y decidirá si recibe o no la misma, en caso de hacerlo aceptará por completo las condiciones en que se encuentre el inmueble, de lo contrario, la constructora deberá solventar todas las observaciones, y mientras eso ocurra, cualquier tema relacionado con el mantenimiento, atención y problema, tendrá que ser resuelto por el grupo Afronta. 

Urge atender la imagen

Para el coordinador de los regidores panistas en el pleno tapatío, Alfonso Petersen Farah, toda obra nueva puede presentar situaciones que deban atenderse y las fallas “tienen solución”, no obstante, existe un tema que considera apremiante en el Mercado Corona y eso es la mala imagen que está generando.

Temas que van desde la colocación de lonas por parte de comerciantes para evitar que el sol o la lluvia afecte sus espacios de trabajo, hasta invasión de áreas comunes, la carencia de una imagen uniforme en el mercado y la presencia de locales que permanecen cerrados, y que podrían afectar la percepción de la gente entorno a este espacio comercial.

El regidor panista dijo que no es necesario ser locatario del Corona para darse cuenta de que existe un problema con la administración del edificio, que esta no logra hacer cumplir el reglamento y el impacto será adverso para quienes ocupan el emblemático inmueble que por uno u otro motivo, no logra operar de la manera adecuada desde aquel 4 de mayo de 2014 en que el anterior edificio fue consumido por un incendio.