Detectan reincidencia de menores guiando a migrantes

Después del Estado de Guanajuato, Coahuila es el mayor expulsor de niños que intentan cruzar a Estados Unidos de manera ilegal y que suelen ser utilizados por bandas informó el DIF Piedras Negras.

Piedras Negras, Coahuila

La reincidencia de menores migrantes de Coahuila, suele elevarse en esta temporada por las vacaciones escolares, dijo Esperanza Chapa, directora del DIF Piedras Negras.

Después del Estado de Guanajuato, que es el mayor expulsor de menores que intentan cruzar a Estados Unidos de manera ilegal, están los de Coahuila, que suelen ser utilizados por bandas como guías de personas y muestran reincidencia.

"Sabemos que a veces se utilizan esos menores, pero no se puede ampliar la información porque realmente se desconoce la mayor parte, pero hay al menos cuatro menores (de Piedras Negras) que reinciden constantemente en el mes" señaló.

También en este periodo vacacional, los menores de Coahuila suelen aventurarse a cruzar el río Bravo, ya que se les hace fácil, sin embargo la mayoría son detenidos por la Patrulla Fronteriza de aquel país.

Estos menores son retenidos de 24 a 48 horas esperando a ser deportados, "muchas veces los papás ya saben que están detenidos y llegan al DIF para ver cómo está la situación y recoger a sus hijos, pero si saben que esto puede ocurrir, tomen las medidas necesarias para que sus hijos no se arriesguen".

Recordó que los menores deben ser protegidos por los padres de familia aunque sean adolescentes, por lo que deben estar constantemente vigilados.

"Les aconsejamos (a los padres) tomen las medidas precautorias porque no es solo el hecho cruzar el río, sino que puede pasar un accidente y el menor puede perder la vida".

Las cifras de menores migrantes mexicanos que son atendido es similar a la del año pasado que cerró con un total de 793 y a la mitad del 2014 ya se contabilizan 327 atenciones, por lo que mencionó, "no hay flujo alarmante".

El DIF Piedras Negras trabaja conjuntamente con el Instituto Nacional de Migración, el Consulado Americano y otras autoridades migratorias y de protección a los infantes para realizar una repatriación humana y atendida de estos menores.

Señaló que se reúnen cada dos meses para analizar la situación y preparar a los organismos como Casa YMCA que provean las necesidades básicas de los niños y adolescentes que son deportados por esta frontera.