Suman 500 menores repatriados en 2014

La causa principal por la que viajen solos, es por que pretenden reunirse con la madre, el padre o ambos, informa Segismundo Dogin, delegado del Instituto Nacional de Migración en Coahuila.
Los menores buscan llegar con sus padres o abuelos a EU.
Los menores buscan llegar con sus padres o abuelos a EU. (Milenio Digital)

Torreón, Coahuila

El Instituto Nacional de Migración en Coahuila a cargo de Segismundo Dogin, reporta que al cierre de septiembre por el programa de repatriación de menores, han recibido en 2014 a cerca de 500 mexicanos entre los 12 y 17 años.

En su mayoría hombres provenientes de los Estados Unidos, quienes viajaron solos principalmente para reunirse con los padres que se encuentran residiendo en la ilegalidad en aquel país.

“Los padres en muchas de las ocasiones se encuentran en Estados Unidos en la ilegalidad y el que viajen los menores solos desde su lugar de origen en ocasiones es la única forma de que tiene la familia para reunirse".

La tendencia ha ido a la baja, sin embargo los menores, presentan en su mayoría desgaste emocional por el impacto que les causa el pasar una travesía en las condiciones en las que lo hacen.

Sobre la forma en la que los menores llegan hasta el Instituto comenta que la Secretaría de Relaciones Exteriores con oficinas en Estados Unidos, los reciben tras haber sido asegurados por las autoridades migratorias de aquel país y en México los ponen a disposición del Instituto Nacional de Migración.

"Ya que se hace el registro de los menores en las oficinas migratorias, lo que hacemos es ponerlos a disposición del DIF a través de sus oficinas en los Estados y municipios, en donde su personal a su vez hacen el contacto con padres o tutores y realizan el traslado de menor".

Ya sea que los padres o algún familiar acudan a recogerlos a la frontera o se le nombra por parte de DIF para que los acompañen hasta el lugar de origen. Son ellos los que se encargan de investigar domicilios, ubicar a familiares o tutores.

Los adolescentes entre los 15 y 17 años de edad dicen que han escuchado que en Estados Unidos van a encontrar una forma distinta de vida.

Adolescentes entre los 15 y 17 años de edad dicen que han escuchado que en Estados Unidos van a encontrar una forma distinta de vida.

“Los padres en muchas de las ocasiones se encuentran en los Estados Unidos en la ilegalidad y el que viajen los menores solos desde su lugar de origen en ocasiones es la única forma de que tiene la familia para reunirse ya que los padres en su condición no cuentan con otra opción. La situación es complicada por que los menores deben enfrentar durante su travesía situaciones incómodas que si para un adulto es difícil para el menor lo será más. Definitivamente para ellos es impactante pues primero se deben cuidar de que no los descubran, luego cuando las autoridades estadounidenses los retienen”, señala.

En la estadística dice que en rangos de edad se reciben más hombres que mujeres a partir de los 12 años y hasta los 17, acompañados son muy pocos generalmente por padre, madre o familiares, en este caso no se ponen a disposición del DIF pues se preserva la unidad familiar.

Cuando se trata de menores de edad repatriados, las autoridades americanas lo que hacen es un procedimiento más ágil además de que se les regresan por donde
cruzaron presuponiendo que es por ahí donde se encuentran familiares o conocidos con los adultos no ocurre así.

En lo que va del año, la cantidad de menores repatriados alcanza la cifra de 500, tendencia que va a la baja, esto por que el año pasado se cerró en mil y de ir como hasta ahora sería menor que en 2013, desde su perspectiva, la reincidencia es muy baja.