Despepite no tiene actividad alguna referente al melón

Los encargados de las bodegas, confirmaron que la única fruta que llegó fue la sandía, pues se vendió a una importante cadena comercial, por lo que el pacto con los meloneros parece que no se sostuvo.
Las bodegas de la despepitadora no tuvieron nunca la presencia de melón.
Las bodegas de la despepitadora no tuvieron nunca la presencia de melón. (Cecilia Aguilar)

Matamoros, Coahuila

En la despepitadora del Matamoros no se está realizando ningún tipo de actividad referente a la comercialización del melón o la sandía.

En un recorrido, los encargados dijeron que todo se acabó y que ahorita estarán habilitando las instalaciones para la próxima feria de Matamoros, que por vez primera se realizará en este lugar para el mes de septiembre.

No se logró establecer contacto con Jesús Zárate Muñoz, quien representaba al grupo reducido de meloneros que aceptaron constituirse en sociedad, por invitación del Ayuntamiento de esta ciudad, quien ofreció las instalaciones de la antigua despepitadora para crear un centro de acopio.

Las bodegas donde en alguna ocasión fueron almacenadas algunas toneladas de sandía más nunca de melón, como así se constató en tiempo y forma, ahora están vacías.

Sin embargo, fueron pocos los productores que aceptaron, porque la mayoría prefirió no abandonar las antiguas meloneras.

El interés de crear la asociación y establecer toda la actividad y comercialización en el centro de acopio, era el de proteger sus cosecha para eliminar el problema del "coyotaje".

A través de esta organización se buscaban muchos beneficios, entre los cuales pudiera señalarse el crear un fondo de aseguramiento para evita futuras pérdidas ante fenómenos naturales y también para abatir a los coyotes que siempre hacen de las suyas a su beneficio.

Además de realizar las gestiones necesarias para aterrizar los recursos que el Gobierno destina para el campo, sin embargo, aunque no se logró conocer la opinión de Zárate Muñoz, todo parece indicar que no se logró sostener el proyecto.

Lo anterior debido a que encargados de la despepitadora señalaron que sólo se almacenó sandía, la cual se empacó para ser entregada a una importante cadena de centros comerciales, a donde se mandó durante unas semanas.

De esa actividad que fue notoria dijeron, "ya nadie ha venido, nadie tampoco ha traído más sandía porque, melón nunca se almacenó en este lugar".

Expresó que desde que se llevaron lo último de la sandía, tal vez hace mes y medio, "las bodegas han estado vacías".