Mejorarán cruces fronterizos con obras en garitas

Con las modificaciones a la garita El Chaparral y las obras de la Otay II se pretende reducir tiempos de espera; sin embargo, los trabajos no concluirán hasta en dos años, dijo el titular de Sidue
Garita de San Ysidro
(Alexandra Mendoza)

Tijuana

Con las remodelaciones que se realizan en la garita El Chaparral se pretende mejorar la calidad de cruce de México hacia Estados Unidos, reducir los tiempos de espera y ampliar carriles, además de acondicionar el paso peatonal.

Tras comentar lo anterior, el secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano del estado (Sidue), Manuel Guevara Morales, reconoció que aunque dichas obras tendrán un impacto positivo en ambos lados de la frontera, es necesario coordinar las obras con las autoridades estadounidenses, lo que ocasiona un desfase en la conclusión de las etapas de remodelación.

"Son temas que tardan; el gobierno americano es un poco más tardado que el nuestro y los permisos vienen desde Washington. Cualquier decisión de un nuevo cruce tiene que venir desde el presidente de la República. El objetivo de todo esto que se piensa hacer es cortar el tiempo, ampliar carriles y mejorar la calidad del cruce. 40 millones de cruces en Tijuana... es un problema y va a seguir creciendo la ciudad; no podemos detenerla", dijo.

Destacó que al reducir los tiempos de espera se podría atraer a más visitantes y en el caso de la garita Otay II, si se implementa una cuota como se realiza en otras fronteras del país, el tiempo de cruce se podría reducir más del 50 por ciento.

"En el caso de Otay II, que está pensado hacerse una garita con inversiones público-privadas y que probablemente sea de cuota, pensamos que tarde media hora. Por un lado está el asunto de la posibilidad de estudio de qué tamaño será la tarifa; segundo, hay muchos norteamericanos que no vienen a Tijuana, mexicanos mismos viven en San Diego, que no vienen porque muchos no pueden tener Sentri, entonces van a durar dos, tres horas en regresar... si hubiera un esquema de una pequeña cuota pero para regresar en media hora, vendría mucha más gente a Tijuana que la que va y viene", comentó.

Aunque no precisó cuándo podrían estar listas estas obras, dijo que se prevé un tiempo no mayor a dos años para que concluyan los primeros trabajos.