Megaclínica del IMSS no cuenta con acceso para ambulancias

Aún no hay un terreno para que los pacientes puedan ingresar mediante vehículos particulares o ambulancias para la atención médica.

León, Gto.

La que será la unidad médica más grande, en Guanajuato, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Hospital General Regional de León, que se está construyendo, a la fecha no cuenta con una puerta de acceso o salida para ambulancias.

Por lo menos, legalmente aún no tiene un terreno para que los pacientes puedan ingresar mediante vehículos particulares o ambulancias a atención médica, por el bulevar Jorge Vértiz Campero, que es por donde se tiene contemplado que quedará la puerta de ingreso.

Con lo único que cuenta es con dos caminitos para acceder a pie al mismo.

Y es que, a pesar de que el Municipio donó el terreno de poco más de 46 mil metros cuadrados, este inmueble quedó encerrado entre las fincas aledañas, al centro y sin salida a alguno de los bulevares cercanos como el Juan Alonso de Torres y Jorge Vértiz Campero.

Es por ello que, a la fecha, ya cuando han comenzado las obras de construcción, el Municipio y la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en Guanajuato, hicieron un cambio de terrenos con las dueñas y directoras del Instituto Villa Educare, pero el trueque hasta el momento, ha sido nada más apalabrado.

Son alrededor de 800 metros cuadrados de los que el IMSS se apropió.

Este terreno, queda de lado izquierdo de este instituto de paga y es por donde ahora los camiones pesados, como tolvas y cementeros, están ingresando.

La delegación del IMSS en la entidad, dio a las dueñas de esta escuela privada, Magdalena Sofía y Marigu González Garza, un terreno de proporciones más grandes y que está ubicado en la parte trasera de este instituto, pero no quedaron convencidas con el intercambio.

Este Hospital General Regional de León se comenzó a construir desde finales del año pasado y se prevé que sea concluido en 2015.

Hasta el día de ayer, Magdalena Sofía y Marigu González Garza, buscaban concretar una nueva cita con el delegado del IMSS, Sergio Santibáñez Vázquez, para saber a qué acuerdo podían llegar y poder firmar legalmente la negociación.