Ante posibles heladas recomiendan 'cobijar' árboles

Susana Estens de la Garza, titular de la dirección de Medio Ambiente de Torreón, invitó a la población a proteger a la flora lagunera del frío, para ayudar a la preservación.
La Dirección de Medio Ambiente de Torreón invitó a proteger las plantas ante posibles heladas.
La Dirección de Medio Ambiente de Torreón invitó a proteger las plantas ante posibles heladas. (Luis Alberto López )

Torreón, Coahuila

La dirección de Medio Ambiente ha emitido una serie de recomendaciones para el cuidado de las plantas durante la temporada invernal, sobre todo al momento en que la temperatura disminuye tanto que registra heladas.

La titular de la dependencia, Susana Estens de la Garza, explicó que los daños más severos se presentan cuando el aire desciende más allá de los cero grados centígrados y depende de la resistencia o sensibilidad de los ejemplares.

Dijo que además, existen varios métodos para reducir los efectos de las heladas en cultivos, los cuales se agrupan en indirectos o pasivos, que bajan la afectación durante el periodo de helada por la elección apropiada de las especies, variedades, épocas de cultivo y ubicación de las distintas plantas.

Antes de que comiencen las heladas, es posible podar algunas ramas para que el invierno no ataque tan fuerte al árbol y de esta manera guarde energía para recuperarse después del temporal.

"En cambio, los directos se basan en acciones tomadas antes y durante el periodo de peligro de la temporada. En algunos, se reduce la pérdida de calor del suelo protegiéndolo con diversos artículos".

La funcionaria enfatizó el cubrir las raíces de los árboles con un acolchado de hojarasca de 10 centímetros o con materiales como plástico, fibra de vidrio, red, túneles, tela, aislador de espuma y hasta barreras forestales.

Según el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), la protección debe reforzarse los primeros 20 centímetros del tronco con papel periódico en árboles adultos y en los jóvenes, el tramo que se pueda.

Las plantas pequeñas se resguardan con cobijas o telas que permitan la respiración de las hojas.

En cuanto al riego, pueden utilizarse varios métodos, pero entre los más recomendados destaca el que es por inundación, en donde el agua es utilizada como aislante ya que debido al calor específico que posee, puede ceder grandes cantidades experimentando una leve variación de temperatura.

Estens de la Garza, dijo que las posibilidades de este riego son limitadas, debido a que no todos los ejemplares toleran la disposición de grandes cantidades de líquido.

"Hay también el riego por canales que modifica las condiciones térmicas del suelo, con lo que disminuye la probabilidad de helada y los ecológicos que controlan los nutrientes y fertilizantes, al mismo tiempo que desfavorecen la formación del hielo".