Investigarán 300 obras por mal manejo de escombro

Medio Ambiente de Torreón junto con Ordenamiento Territorial y Urbanismo sancionarán a quienes tiren sus desechos de construcción en lugar no aprobados por el ayuntamiento.
Los desechos generados se deben depositar en el Cañón del Indio.
Los desechos generados se deben depositar en el Cañón del Indio. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

La Dirección de Medio Ambiente investiga 300 obras que se realizan en Torreón, esto debido a que sus responsables no han comprobado que los escombros y desechos sean depositados en el Cañón del Indio.

"Tenemos en revisión alrededor de 300 posibilidades de sanción a constructores, a través de un esquema que desarrollamos mediante Ordenamiento Territorial y Urbanismo", explicó Susana Estens de la Garza, titular de la dependencia.

Las multas para quienes no cumplan con enviar los desechos a ese lugar ascienden hasta los 32 salarios mínimos.

Detalló que el sistema consiste en que la citada dependencia notifique a los que empiezan una obra de que tienen que depositar los desechos en la zona permitida por la autoridad.

"Notificamos a los que empiezan una obra que deben hacerse cargo de sus desechos y hasta ahora muchos no han cumplido con comprobarnos que usen el sitio autorizado", dijo.

Resaltó que también han sostenido reuniones con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y los colegios laguneros de Arquitectos e Ingenieros Civiles para informarles sobre cómo desechar los materiales.

"Se tiene que plantear desde una perspectiva integral del manejo de los residuos y nos hemos reunidos con las cámaras de construcción y con los directores de obra para indicarles que ellos son responsables de esos desperdicios", expuso.

En cuanto a los carromatereros (personas que recogen escombros y los tiran en distintos lugares de la ciudad), indicó que han propuesto la colocación de tres centros de control y descarga, sin embargo todavía no hay una fecha definida para su instalación.

"Estamos esperando a que se autorice y cada uno de los centros tendría un costo de dos millones de pesos, sin contar el personal que las operará", dijo.

"Seguimos teniendo el problema de las personas que hacen una pequeña remodelación en su casa"

Mencionó que el problema también involucra a los ciudadanos, pues en muchas ocasiones ellos suelen contratar a los carromateros y éstos tiran los desperdicios en terrenos baldíos y no en el sitio autorizado.

"Seguimos teniendo el problema de los microgeneradores, es decir, la persona que hace una pequeña remodelación en su casa", declaró.

Expuso que el año pasado el Cañón del Indio recibió una cantidad de escombros que asciende a 94 mil 684 metros cúbicos (de marzo a diciembre), mientras que en lo que va del año han sido 14 mil metros cúbicos.

Recordó que las multas para quienes no cumplan con enviar los desechos a ese lugar ascienden hasta los 32 salarios mínimos.