Lecho seco del Río Nazas banco de los 'tira escombro'

Aunque actualmente existe el Cañón del Indio, faltan por lo menos 3 unidades de transferencia y apenas una está en proceso, informó Susana Estens, titular de la Dirección de Medio Ambiente.
Quienes tiran escombro en Torreón, utilizan el lecho seco del Río Nazas.
Quienes tiran escombro en Torreón, utilizan el lecho seco del Río Nazas. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El Municipio de Torreón adolece de los espacios necesarios para una correcta canalización de los residuos de construcción, pues aunque actualmente existe el Cañón del Indio, faltan por lo menos tres unidades de transferencia en distintos sectores y apenas una está en proceso.

De momento, la Dirección de Medio Ambiente apenas tiene presupuestado uno con 800 mil pesos marcados en el Presupuesto de Egresos y está previsto sea instalado en las cercanías del fraccionamiento El Roble.

"Hay un plan nacional para el tratamiento de residuos de la construcción y nadie puede decir que no sabe. Ya depende de cada uno de ellos el nivel de cumplimiento".

"Lo que estamos viendo con los carromatos, es proporcionar un espacio donde puedan llevar sus residuos y por parte de la Ley de Ingresos, está contemplado el cobro para estaciones de transferencia".

"Hay un recurso solicitado e incluso existe un proyecto elaborado por Obras Públicas", dijo Susana Estens de la Garza, titular de la Dirección de Medio Ambiente.

Indicó que resta que la Tesorería Municipal autorice los recursos, para comenzar con la construcción del espacio, que tendrá una dimensión de mil 83.18 metros cuadrados.

Está previsto que el proyecto tenga un costo mayor de 100 mil pesos a lo asignado, sin embargo buscarán cubrirlo con los recursos propios que tiene Medio Ambiente para todo el 2016.

Ante la ausencia de más espacios, el Lecho Seco del Río Nazas figura como el principal blanco de quienes desechan sus escombros en la ciudad.

Mientras que el Cañón del Indio registra un ingreso de basura de 174 mil 984 metros cúbicos al año y en los primeros cuatro meses del 2016, van 40 mil 120 metros cúbicos.

"Prácticamente lo pueden hacer en cualquier lado, pero lo vemos concentrado en la Vega del Caracol y lo vemos en las inmediaciones de Lecho Seco del Río Nazas y a las espaldas de Las Villas".

Comentó que la unidad de transferencia podría ser operada por personal del área de Servicios Públicos, debido a que actualmente una parte del personal de esa dependencia realiza operativos de limpieza y sus esfuerzos pudieran canalizarse al nuevo lugar.

Serían cuatro personas necesarias: la mitad para la mañana y la otra mitad para el turno vespertino.

"No debe ser un espacio que se convierta en un basurero, sino que se vaya estar vaciando para que los residuos puedan ser reincorporados a otro proceso de trituración".

La directora de Medio Ambiente refirió que pese al nuevo espacio que pretenden tener listo a finales de año, falta hacen falta por lo menos 2 más, esto para estar acorde a todos los puntos cardinales.

"Tendríamos que tener por lo menos 2 espacios, aunque considero que en su momento los carromatos desaparecerán por la misma actividad que realizan en el tema del maltrato a los animales y mientras tanto, tenemos la obligación de regular y buscamos por eso esas estaciones".

Incluso dijo que una opción sería negociar con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para poder acoplar un terreno de su competencia como centro de transferencia.

Estens de la Garza refirió que hay avances en cuanto a la conducta de los constructores, debido a que en los años recientes ellos cuentan con una guía para el tratamiento de residuos, derivados de la demolición o edificación de diversos proyectos.

"Lo que estamos viendo con los carromatos, es proporcionar un espacio donde puedan llevar sus residuos y por parte de la Ley de Ingresos, está contemplado el cobro para estaciones de transferencia".

"Hay un plan nacional para el tratamiento de residuos de la construcción y nadie puede decir que no sabe. Ya depende de cada uno de ellos el nivel de cumplimiento".

Añadió que le hicieron una propuesta a las autoridades estatales, mediante el Consejo Estatal de Medio Ambiente, para que el tema sea incluido en las bases de licitación.

"Le hicimos una propuesta al gobierno estatal para que los residuos de la construcción y demolición sean incluidos en las bases de licitación como uno de los parámetros que deberá de observar".

"Por ejemplo en el caso de la obra pública que cuando menos uno de los lineamientos marque como un 10, 20 o 30% en materiales de reuso, de tal manera que estés generando un mercado para eso".