Crecen las bodas de laguneros en Mazatlán

Raúl Llera Martínez, director comercial del Centro de Convenciones, indicó que el turismo de Torreón creció 80%, y la preferencia por hacer las bodas en la playa deja una gran derrama económica.
Con la apertura de la autopista Durango-Mazatlán, las bodas en la playa han aumentado.
Con la apertura de la autopista Durango-Mazatlán, las bodas en la playa han aumentado. (Luis Carlos Valdés de León    )

Mazatlán, Sinaloa

Las laguneras han hecho moda, el casarse en las playas de Mazatlán. De acuerdo a Raúl Llera Martínez, director comercial del Centro de Convenciones de esta ciudad, el deseo de llegar al altar en Mazatlán por parte de las y los laguneros, ha crecido de manera exponencial.

En el marco de la expo Fiesta Amigos de Mazatlán, desarrollada en el recinto de congresos y convenciones, este fenómeno se venía presentando en el puerto pero no de manera tan notoria.

Como motivo coincidente, la apertura de la carretera Durango-Mazatlán derivó desde su inauguración, en un crecimiento importante en el desarrollo de estos eventos en instalaciones hoteleras o incluso en el propio Centro de Convenciones.

"Agregó que ahora, el segmento de las bodas, se suma con el de los médicos, como uno de las actividades que más beneficios y derrama económica está generando."

Desde el amanecer hasta la puesta del sol, los escenarios naturales de Mazatlán, en una combinación con modernas instalaciones hoteleras, han sido consideradas por los laguneros como un factor determinante que los lleva a consolidar su amor en la llamada "Perla del Pacífico".

"Luego de inaugurarse la carretera que yo llamaría Durango-Galveston, el turismo procedente de Durango creció en 150%, en tanto que el de Torreón creció 80%, y de Monterrey 45%", comentó Raúl Llera Martínez, director comercial del Centro de Convenciones

"Se vienen dando las bodas, ahora las muchachas de La Laguna se quieren venir a casar a Mazatlán. Vienen además de Durango, de ciudad Lerdo, han tomado moda por casarse en la playa, cuenta con jardines, áreas al frente de playa, servicio de catering que también proporcionamos nosotros, ha habido muchos beneficios gracias a las bodas laguneras en Mazatlan. Esto antes no se tenía, y ahora se da", aseguró. 

No sólo es la renta de habitaciones, que en muchos casos, llegan a ocupar en algunos casos, casi el total de la capacidad de los hoteles. El servicio de banquetes, meseros, renta de transporte terrestre como las famosas "pulmonías", florerías, son salones de belleza, fotografía, servicios religiosos, de alimentos, grupos musicales locales, organizadores, y todos aquellos que se ven involucrados en el desarrollo de una boda se ven beneficiados.