Uniones gay no deberían llamarse "matrimonios"

El abogado Mario Pozo, en representación de asociaciones civiles, religiosas, laicas y profesionistas, aseguró que dar un nombre diferente a las parejas igualitarias sería una ventaja jurídica.
Quitar el nombre de "matrimonio" a las uniones igualitarias es una ventaja jurídica para la comunidad LBGT.
Quitar el nombre de "matrimonio" a las uniones igualitarias es una ventaja jurídica para la comunidad LBGT. (Silvia Ayala)

Durango, Durango

Asociaciones civiles, religiosas y laicas, de profesionistas y demás, se manifestaron de nueva cuenta para solicitar a los legisladores duranguenses, se designe un nombre diferente al del "matrimonio" a las uniones entre personas del mismo sexo.

Asegurando que esta distinción no es discriminatoria y por el contrario, puede brindarles mayor seguridad.

El "matrimonio" solo puede designarse a la unión entre un hombre y una mujer como su raíz latina lo indica, "matriz".

En conferencia de prensa, representantes de distintas asociaciones, en voz del abogado Mario Pozo, dieron a conocer que no se pronuncian en contra de las uniones, sino en el nombre que se les pretenda dar.

"El día de hoy vamos a llegar juntos con la comunidad de la diversidad, la familia y sociedad en general a los foros de consulta, para encontrar esa figura jurídica que pueda proteger los derechos de las personas que decidan unirse como pareja".

Destacó que no se trata de consultar los derechos humanos porque éstos no se consultan, sino que se debe preguntar el nombre de la figura jurídica.

Para ello se ha propuesto "uniones civiles", "parejas de hecho" o "uniones de hecho" y esa es la consulta que se debe hacer y el congreso puede convocar a una consulta popular y se puede hacer aún en esta etapa electoral.

Agregó que para realizar estos foros, es necesaria la participación de especialistas, de la comunidad de la diversidad, pero también grupos civiles y religiosos para poder encontrar el camino a la consolidación de estas uniones.

Señaló que en estas asociaciones se destacó la presencia de "Los Caballeros de Colón", un grupo de laicos y la asamblea evangélica ministerial de Durango, "Testimonio y Esperanza".

Son iglesias de diversas denominaciones y todos tienen como fundamento el creer en Jesucristo, lo que ha permitido hacer un frente común con la sociedad civil como Red Familia, Barra de Abogados Benito Juárez, Red Unidos que representa a 14 asociaciones más.

El profesionista del Derecho agregó que estas asociaciones no se oponen a las uniones entre personas del mismo sexo, "lo único que pedimos es que se consulte la figura jurídica con la que será identificada y que se haga una reforma de carácter integral", apuntó.

Cuestionado sobre si cambiar el nombre a estas uniones, es "discriminatorio" como lo señala la comunidad de la diversidad, Mario Pozo respondió que de los 196 países que incluyen la asamblea de los derechos humanos, únicamente 19 han adecuado sus leyes.

En la República Mexicana solo 8 entidades han adecuado su legislación, lo han hecho con otro nombre y no han tenido ningún problema.

"De tal manera que no consideramos que cambiar el nombre sea discriminatorio, la doctrina habla con toda claridad y menciona que debemos de tratar a los iguales como iguales y a los diferentes como diferentes".

"Tenemos legislaciones para niños y adolescentes, para mujeres y personas de la tercera edad o con discapacidad y no es discriminatorio sino positivo, porque se protegen de manera especial e inclusive, se puede crear una legislación especial para las personas de la diversidad con protección para su seguridad".

"Tenemos legislaciones para niños y adolescentes, para mujeres y personas de la tercera edad o con discapacidad y no es discriminatorio sino positivo".

Cabe mencionar que estas asociaciones habían invitado vía redes sociales a la sociedad civil a participar en una manifestación hacia el Congreso del Estado este martes 23 de febrero.

Sin embargo, esta movilización fue cancelada y pospuesta para fecha próxima, según lo dieron a conocer los ahí presentes.

De esta manera, las asociaciones insisten en que las uniones entre personas del mismo sexo, deben ser distinguidas con un nombre diferentes al de "matrimonio", para que puedan tener una legislación adecuada a sus necesidades.