Despreciado el melón lagunero

En un mercado saturado por la producción agrícola de otras entidades, el producto lagunero se encuentra subvalorado. Aproximadamente 3 mil 200 toneladas de fruta fue la cosecha a destiempo.
En producción tardía se sembraron 800 hectáreas con un volumen estimado en las 3 mil 200 toneladas.
En producción tardía se sembraron 800 hectáreas con un volumen estimado en las 3 mil 200 toneladas. (Lilia Ovalle)

Matamoros, Coahuila

El melón en la Comarca Lagunera se encuentra depreciado. En producción tardía se sembraron 800 hectáreas con un volumen estimado en las 3 mil 200 toneladas.

Por si fuera poco el mercado habitual está saturado por la producción agrícola de otras entidades.

Con un precio de costo de 2.50 pesos el kilo, el melón que se produjo en la Laguna se encuentra subvalorado.

"El problema, de acuerdo al agricultor, no sólo se ubica en el descontrol del mercado, sino en el desorden con que se implementan los ciclos agrícolas."

Y aunque en años anteriores su importe alcanzó hasta los 5 pesos, los productores agrícolas de Matamoros y Viesca mantienen las bodegas llenas toda vez que se disputan el mercado con sus similares de Sonora que los desplazaron en el mercado del bajío. 

"Nosotros le invertimos como unos 60 mil pesos por hectárea para poder lograr una producción de al menos 30 toneladas.

Ahora con el precio de 2.50 pesos cuando en años anteriores alcanzamos los 5 pesos, vamos a quedar tablas o endeudados con los agiotistas y los proveedores.

La verdad ahora sí está muy difícil", explicó Gulmaro Ramos Romero, productor agrícola de Matamoros. 

En la Comarca Lagunera ninguna autoridad establece cultivos rectores y, sin apoyos reales al campo, se arriesgan "a ciegas y a tientas" a sembrar lo que consideran podría generales una ganancia.

"Si sumamos una 6 toneladas a 4 ó 5 pesos el kilo nos dan unos 120 mil pesos, pero con los costos que manejamos a lo mejor ganamos 70 mil pesos sin considerar que de ahí debemos recuperar inversión y pagar a proveedores o jornales", acotó.

También campesinos de ejidos donde no se sembraba tardía la cucurbitácea, decidieron asumir el riesgo, saturando el mercado local lo que impide hoy movilizar el melón.

"Sonora está mandando su melón al DF y al bajío, y esta última es una plaza de nosotros y entonces ahorita no hay forma de desplazarlos.

"Sin concluir la primera quincena de octubre, los camiones cargados del fruto continúan llegando de 10 ejidos de Matamoros y Viesca a las bodegas de acopio."

Nosotros pedimos crédito con agiotistas, con conocidos, con el banco, con proveedores de insumos y pues nos da hasta pena pero la Sagarpa ayuda nada más a los que tienen más lana", apunta Ramos Romero. 

De acuerdo a los campesinos, la Secretaría de Agricultura Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, pide garantías y avales hasta que los subsidios se vuelven imposibles en su acceso.

"El apoyo es para los que tienen más lana, no llegan con los productores, es como tener el caballo pero te falta la silla. Los créditos llegan a los más ricos, no con el sector social.

Nosotros pedimos apoyo real porque los créditos, subsidios y apoyos se van con los Berlanga, con los Izaguirre, vayan con los Martín, ahí se queda todo y ahí están todos los proyectos.

Simplemente el agua no nos llegan porque la atoran los pequeños propietarios", concluyó el productor.